Treinta empleados del CIAT se graduaron como técnicos en cultivos agrícolas el pasado 22 de abril, gracias a un convenio entre CIAT (CRECIAT) y el SENA, sede Buga.

Este convenio se inició en 2014 con cursos cortos de oferta complementaria de 40 y 60 horas. Sin embargo, la necesidad de tener mayor entrenamiento permitió promocionar por primera vez estudios con duración de un año y medio en las instalaciones del CIAT.

“Encontramos una respuesta muy positiva de parte de la coordinación del SENA y empezamos a trabajar de manera conjunta con el CIAT que nos apoyó con herramientas para el trabajo práctico en las mismas instalaciones”, dijo Andrés Fernando Moreno, gerente de CRECIAT.

Los graduandos manifestaron su agradecimiento con el CIAT y con CRECIAT, por haberles dado la oportunidad de crecer personal y profesionalmente. “Siento orgullo de crecer una escala más como profesional y me siento muy feliz”, expresó Isabel Fernanda Gómez de la Unidad de Recursos Genéticos.

Diego Calero, de Operaciones de Campo, agregó que “fue un curso que lo recibimos con mucho agrado y tuvimos el apoyo de todos: CIAT, CRECIAT, Operaciones de Campo y el Sena. Nos sentimos contentos por el esfuerzo que hicimos y esperamos seguir recibiendo más capacitaciones”.

Este proceso de estudio formal, que se inició en noviembre de 2014, finalizó con una ceremonia especial la semana anterior donde los empleados, en su mayoría trabajadores de campo, recibieron el diploma que los certificó como técnicos en cultivos agrícolas.

“Trabajar y estudiar de manera simultánea es complicado y exige mucho sacrificio, pero estoy muy contenta y orgullosa porque no imaginé graduarme después de tantos años de haber terminado el colegio”, dice Bertha Libia García, una de las graduandas, madre de 4 hijos y abuela de 3 nietos.

La comunidad CIAT felicita y aplaude el esfuerzo y la dedicación de estas treinta personas que, una vez más, dejan el nombre de la organización por todo lo alto.

Pin It on Pinterest

Share This