El equipo de gestión de conocimiento del CIAT llevará a cabo un piloto para monitorear el uso de pronósticos climáticos y  agroclimáticos por parte de agricultores, técnicos y directivas de tres gremios involucrados en el Convenio ‘clima y sector agropecuario colombiano’ del MADR y CIAT. Dichos gremios son: Fedearroz, Fenalce (más avanzados pues hacen parte del Convenio desde la fase 1) y Asbama (entidad nueva en el Convenio). Para esto, se implementará la metodología 5Q que se lleva a cabo a través de encuestas que se aplican a diferentes actores para establecer los cambios que han tenido en conocimientos, actitudes, habilidades y prácticas a partir de información compartida y/o actividades de fortalecimiento de capacidades.

5Q viene del inglés “5 questions, es decir, 5 preguntas. Precisamente porque éste es un enfoque que consiste en hacer preguntas específicas a personas que participan de un proyecto sobre su proceso de apropiación de un producto o servicio (información climática y agroclimática en este caso), para así entender cómo las actividades específicas del proyecto pueden facilitar (o no) dicho proceso de apropiación.

Esta metodología se puso a prueba por primera vez en el norte de Tanzania como parte de un proyecto destinado a aumentar la seguridad alimentaria y la resiliencia del sistema agrícola a través de la adopción a gran escala de prácticas y tecnologías agrícolas sostenibles adaptadas al clima.

Dicha experiencia en África le permitió a los investigadores del CIAT concluir que, mediante el enfoque 5Q, se reducen costos para el monitoreo y se favorece el cumplimiento de los resultados esperados a través de un sistema de retroalimentación continua con los involucrados en el proyecto. Al obtener información frecuentemente por parte de los agricultores y técnicos sobre las dificultades de adopción de una práctica, los implementadores del proyecto pueden ajustar sus actividades y revisar las acciones de diseminación del conocimiento.

Vale la pena aclarar que las preguntas se hacen de acuerdo al cronograma de actividades establecido por el grupo de investigación, son específicamente diseñadas según el tipo de participantes y se combinan inteligentemente para maximizar la producción de información útil. A diferencia de las herramientas más tradicionales de monitoreo, 5Q reconoce que todo el aprendizaje sucede durante el ciclo del proyecto y permite realizar ajustes durante el mismo por los implementadores, con en base en los resultados de cada ronda de encuesta.

Pin It on Pinterest

Share This