Con el objetivo de crear un intercambio de experiencias dirigidas hacia el mejoramiento de la productividad agropecuaria, el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) realizó el Primer Congreso Internacional de Incremento a la Productividad Agropecuaria. El evento contó con la participación de 300 productores nicaragüenses y 16 expositores de 12 países, quienes abordaron las dificultades que enfrenta la productividad agropecuaria, avances tecnológicos y experiencias internacionales para enfrentar estos retos.

Durante el congreso, el CIAT contribuyó desde sus áreas de especialización, brindando aportes a la Estrategia Nacional en biotecnología alrededor de temas como la adopción de alternativas productivas que se traduzcan en mayores exportaciones y productividad del sector agropecuario; mayor participación en los mercados nacionales e internacionales; y cómo el país enfrenta los fenómenos ocasionados por el cambio climático y la variabilidad climática.

Steve Beebe, líder del Programa de Fríjol de CIAT, presentó en la conferencia central “El uso de las Tecnologías Genéticas como alternativas para enfrentar los problemas de la agricultura provocadas por el cambio climático”, donde la experiencia del CIAT contribuyó a la discusión en torno a las tecnologías genéticas disponibles para incrementar la producción agropecuaria, incluyendo variedades, híbridos y organismos genéticamente modificados. La sesión también abordó las cualidades y limitantes del uso de estas tecnologías, incluyendo factores socioeconómicos, rendimiento, afectación de plagas y enfermedades y adaptación al cambio climático.

A su vez, Rein van der Hoek y Martín Mena, del Programa de Forrajes Tropicales del CIAT, compartieron el quehacer del CIAT en la mesa “Nuevas tecnologías para el mejoramiento genético de plantas”, resaltando la importancia de los bancos de germoplasma y semillas en los procesos de mejoramiento genético de las plantas. Los participantes detallaron sus experiencias con distintas tecnologías para la obtención de variedades, incluyendo métodos convencionales, participativos, moleculares e ingeniería genética. Asimismo, se mencionaron los impactos de estos métodos sobre la resistencia de plagas y enfermedades, rendimientos de cultivos, impactos ambientales, costos de producción y técnicas de reproducción.

Este congreso se realizó como parte de una serie de eventos planificados y desarrollados por el INTA en torno a temáticas como café, cacao, productividad y, próximamente, ganadería. La participación activa del CIAT en estos intercambios ha sido clave para destacar el apoyo del Centro a la investigación e innovación agropecuaria del país, reiterando su compromiso de seguir trabajando de la mano con actores nacionales e internacionales hacia soluciones sostenibles que aumenten la productividad del sector agropecuario del país, fortalezcan la seguridad alimentaria y nutricional, y contribuyan a la mitigación y adaptación al cambio climático.

Pin It on Pinterest

Share This