Daniel Debouck de la Unidad de Recursos Genéticos del CIAT. Foto: Neil Palmer / Crop Trust

El Crop Trust distinguió a Daniel Debouck, quien por muchos años lideró el Programa de Recursos Genéticos del CIAT, como uno de los galardonados de su premio inaugural que reconoce a los “guardianes mundiales” de la diversidad de cultivos.

Debouck, junto con otros seis homenajeados, recibieron el Premio Legado del Crop Trust el domingo, 25 de febrero, durante una ceremonia en Svalbard, Noruega, la cual hizo parte de las celebraciones del décimo aniversario de la Bóveda Mundial de Semillas de Svalbard.

El premio se suma a la ilustre carrera de Debouck, a quien se le atribuye el haber forjado la mayor colección de muestras de fríjol del mundo.

Actualmente, el banco de germoplasma del CIAT alberga cerca de 38.000 accesiones de fríjol y, en su conjunto, mantiene casi 68.000 accesiones, incluidas las de yuca y forrajes.

“Me siento sumamente honrado de haber sido elegido para recibir el Premio Legado inaugural del Crop Trust, entre colegas de tan alta estima”, dijo Debouck, quien durante casi cuatro décadas ha descubierto más de una docena de nuevas especies de fríjol. “Agradezco profundamente al Crop Trust, que en muchas ocasiones me ha apoyado para ver realizadas mis aspiraciones de colectar, rescatar y conservar uno de los cultivos más importantes del planeta”.

En 2010, la Sociedad Estadounidense de Ciencia de los Cultivos (Crop Science Society of America) otorgó a Debouck la Medalla Memorial Frank N. Meyer por Recursos Fitogenéticos. El año pasado, el Gobierno de Bélgica lo honró con su más alta distinción, la Orden de Leopoldo.

Muchos de los galardonados con el Premio Legado de este año son líderes de bancos de germoplasma de centros de CGIAR, que se encuentran en fase de jubilación.

“Los merecedores del Premio Legado del Crop Trust son los guardianes mundiales de la diversidad de cultivos, tras haber invertido décadas comprometidos con su convicción sobre la importancia absoluta de la conservación de semillas”, dijo Marie Haga, Directora Ejecutiva del Crop Trust, en un comunicado de prensa. “Ellos entienden – y han ayudado a miles de personas a entender – la profunda conexión entre semillas, nuestra historia agrícola y nuestro futuro. Sin la pasión y dedicación de estos científicos, el mundo sería un lugar mucho menos rico, mucho menos diverso”.

La ceremonia de premiación coincidió con el despacho de semillas de 323 variedades de cultivos del banco de germoplasma del CIAT a la bóveda de semillas de Svalbard.

En total, los últimos despachos de los bancos de germoplasma de todo el mundo a la renombrada bóveda de semillas incluyeron más de 70.000 variedades únicas de cultivos. El número de muestras de semillas que las instalaciones en el Ártico han recibido desde 2008 asciende a más de un millón.

Los bancos de germoplasma de CGIAR depositan semillas de cultivos alimenticios y forrajeros en la bóveda de semillas de Svalbard como una forma de póliza de seguro. El propósito de la bóveda de semillas es brindar un lugar seguro para salvaguardar duplicados de las colecciones de estos bancos, las cuales se pueden retirar en caso de catástrofes naturales o antropogénicas.

“Los bancos de germoplasma son la columna vertebral de la innovación de CGIAR”, dijo en comunicado de prensa el Director Ejecutivo de la Organización del Sistema CGIAR Elwyn Grainger-Jones. “Estos bancos aseguran que miles de científicos – en CGIAR y otras entidades – puedan mejorar cultivos para que sean más resilientes, productivos y nutritivos. Al reconocer a estos líderes de bancos de germoplasma, se les retribuye una deuda de gratitud hacia ellos, por dedicar sus vidas profesionales a la conservación y distribución de la diversidad de cultivos”.

Conoce más acerca de los Premios Legado del Crop Trust en el siguiente video.

Pin It on Pinterest

Share This