#CIAThaciadelante
Visiones de la sostenibilidad alimentaria futura

 

 

Dindo Campilan, Director Regional, Asia

 

“En un futuro no muy lejano, la agricultura será sinónimo de innovación, dominio de la tecnología, rentabilidad y credenciales ‘verdes’”

 

El rostro cambiante de los agroempresarios en Asia

A menudo escuchamos y leemos acerca del estereotipo de un pequeño agricultor asiático: rostro curtido, sombrero de mimbre y probablemente parado en un campo de arroz. Es posible que sea una linda foto para las guías turísticas, pero no es una imagen que atraiga a la próxima generación de productores agroalimentarios en la región.

No obstante, existen fuerzas que convergen para lograr que la agricultura en Asia sea atractiva de nuevo – es decir, rentable e interesante para una población joven mejor educada y conectada tecnológicamente.

Miremos el cambio climático. La variabilidad y los eventos climáticos extremos han propinado la sacudida que muchos agricultores necesitaban para dejar de poner todos sus huevos en una sola canasta. Están empezando a darse cuenta que la diversificación, entre otras cosas, es clave para la resiliencia. Al ver reducidos los impactos del cambio climático, la población joven tendrá una mayor garantía de la promesa de la agricultura como una profesión.

Estamos además presenciando un clamor por alimentos producidos de manera sostenible y dietas más saludables, especialmente en las ciudades en rápido crecimiento en la región. Desde Bangkok a Bangalore, el público quiere saber cada vez más de dónde provienen sus alimentos, cómo se producen y si es seguro consumirlos.

Estos son apenas dos de los numerosos movimientos que ganan impulso en Asia, y el CIAT anticipa ser parte de ambos. Por ejemplo, en Bután y Birmania, estamos sentando las bases para ayudar en la planificación para climas futuros. Nuestros socios de larga data con los que contamos, por ejemplo, en Vietnam, China y Filipinas, están usando herramientas del CIAT para orientar inversiones de gran escala de los sectores público y privado en el sector agroalimentario. Y nuestra labor de investigación en agricultura eco-eficiente ya está apoyando sistemas agropecuarios más resilientes, sostenibles e integrados en la región.

Continuaremos apoyando los productos básicos de alto valor, dada la importancia de la yuca en Tailandia, el café en Indonesia y la ganadería en Camboya. También esperamos poner en marcha nuevas alianzas nacionales para asegurar que el progreso agrícola no se dé a expensas de la tierra, los bosques y las cuencas hidrográficas que brindan servicios ecosistémicos vitales.

En todo caso, la agricultura de Asia queda en manos de la próxima generación de agricultores, especialmente los de escasos recursos. Ellos serán fundamentales para guiar los cambios que la región necesita. Aunque por mucho tiempo han tenido poder limitado para cambiar – esperaban la lluvia sin saber cuándo vendría, muchas veces desconectados de servicios de apoyo críticos. La juventud rural, sin certeza de los prospectos para la agricultura, ha estado buscando vidas más emocionantes en otros lados.

Pero todo eso va a cambiar. Equipados con una cantidad creciente de herramientas y servicios orientados por la ciencia, los agricultores del mañana podrán tomar decisiones inteligentes, informadas e independientes. Un nuevo linaje de agroempresarios estará revisando Facebook en busca de las asesorías climatológicas más recientes, usando aplicaciones de teléfonos inteligentes para colaborar abiertamente con datos, y hacer presentaciones de inversiones en foros agroempresariales.

En el futuro no muy lejano, la agricultura será sinónimo de innovación, dominio de la tecnología, rentabilidad y credenciales “verdes”. Los pequeños agroempresarios – hombres y mujeres – serán reconocidos y recompensados por su rol en alimentar la región con alimentos seguros y nutritivos. Y preparados con herramientas y tecnologías de última generación, no estarán totalmente indefensos ante los caprichos de la naturaleza.

Como alguien que creció rodeado de fincas en el margen del Pacífico asiático, diría que el sector agrícola de la región ya ha recorrido un largo camino. Y continuará progresando, con el estereotipo del pequeño agricultor ya en la cúspide de la transformación.

Pin It on Pinterest

Share This