El trabajo revolucionario de los investigadores del CIAT y CCAFS, que emplea técnicas de big data e involucra el trabajo con socios locales para desarrollar proyecciones climáticas y agrícolas para los agricultores en Colombia y Honduras, recibe el premio Momentum for Change [Impulso para el Cambio] de la CMNUCC. Foto: Neil Palmer / CIAT

Un proyecto sobre servicios climáticos del CIAT y CCAFS* ha sido seleccionado como uno de los ganadores del prestigioso premio que otorga la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

Esta es una labor pionera que utiliza técnicas de big data para elaborar proyecciones agrícolas y climáticas para agricultores de Colombia y Honduras y se lleva el premio en la categoría de Soluciones con Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) del Las Actividades Faro de la iniciativa Impulso para el Cambio de 2017.

Desde 2013, el equipo ganador ha trabajado con instituciones gubernamentales a nivel nacional y local, asociaciones nacionales de agricultores y organismos dedicados a la meteorología en los dos países para brindar asesoría a los agricultores sobre qué cultivos sembrar y cuándo hacerlo. De manera que los agricultores puedan elegir implementar la medida que mejor se adapte a sus necesidades.

En primer lugar, el equipo de trabajo estableció sistemas en línea para captar y difundir información sobre cultivos y clima. Luego utilizaron metodologías innovadoras para crear modelos, pronósticos climáticos, análisis de big data e inteligencia artificial y así elaborar recomendaciones para los agricultores. Todo ello se discutió y analizó con socios locales, quienes a su vez lo compartieron con los agricultores a través de una plataforma en línea, boletines mensuales y reuniones periódicas.

«Es un gran honor y estamos encantados de haber ganado», dijo el colíder del proyecto, Dr. Julian Ramírez, Científico Especialista en Impacto Climático del CIAT y CCAFS. «Como resultado de nuestro trabajo, hemos observado un cambio fundamental: una transformación de la manera en que la organizaciones de agricultores planifican sus negocios. Más que todo, este trabajo es una prueba del arduo trabajo de nuestros socios y nuestro equipo del CIAT, que cuenta con más de 30 investigadores, en hacer que la prestación de servicios climáticos sostenibles y eficaces a miles de agricultores sea una realidad».

Hasta ahora, se estima que este trabajo ha llegado a 300.000 agricultores en los dos países. También ayudó a prevenir una catástrofe económica: en el año 2014, unos 170 productores de arroz colombianos evitaron una pérdida asombrosa de US$3.6 millones acogiendo al consejo de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz) de no sembrar arroz en la primera de las dos temporadas anuales del cultivo. Ese consejo se basó en la información proporcionada en el boletín.

«La gente podría pensar que big data e inteligencia artificial solo les son útiles a los especialistas en informática, si bien es cierto que casi no se usan – si acaso – en agricultura en América Latina», dijo el colíder Dr. Daniel Jiménez del CIAT, cuyo equipo de trabajo también ganó el Desafío Climático Big Data de la ONU en 2014 por su trabajo inicial en este proyecto.

«Pero hemos demostrado que estas herramientas pueden ser de vital importancia para los agricultores, permitiéndoles superar y aprovechar las variaciones del clima, producir más alimento y ganar más dinero. Ojalá este premio nos ayude a expandir nuestro trabajo y llevarlo a más regiones».

Para Ana María Loboguerrero, Líder Regional de CCAFS, el trabajar en estrecha cooperación con socios locales ha sido esencial para el éxito del proyecto.

«Lo que el CIAT y CCAFS están haciendo al reunir a las instituciones con el fin de facultar a los agricultores para que respondan eficazmente a la variabilidad de clima, es una primicia en América Latina. Trabajamos de cerca con asociaciones de agricultores e instituciones públicas y los empoderamos para que utilicen las herramientas y métodos para obtener información oportuna, práctica, útil y precisa sobre el manejo de cultivos. Básicamente, estamos acercando información vital a la gente, para que ellos puedan utilizarla y así tomar mejores decisiones».

Jiménez y Ramírez presentarán la iniciativa ganadora en lo que la CMNUCC denomina «una ceremonia similar a la de los premios Oscar y un evento de liderazgo intelectual», durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2017 (COP23), que se llevará a cabo del 6 al 17 de noviembre en Bonn, Alemania.

***

Información adicional

Los socios clave en este trabajo premiado incluyen a la Federación Nacional de Arroceros de Colombia (Fedearroz), la Asociación Hortifrutícola de Colombia (ASOHOFRUCOL), la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam), la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria de Honduras (DICTA), Agronet, las Mesas Técnicas Agroclimáticas (MTA), la Comisión Permanente de Contingencias de Honduras (COPECO) y la Secretaría de Agricultura y Ganadería de Honduras (SAG).

Entre los socios que financian esta labor se encuentran el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia (MADR), el Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS), Servicios Climáticos para el Desarrollo Resiliente (CSRD), Programa de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el Departamento de Estado de los Estados Unidos y The Nature Conservancy (TNC).

* El Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria es una colaboración liderada por el CIAT para mejorar la producción de alimentos, ayudando a su vez a los agricultores a adaptarse al cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Pin It on Pinterest

Share This