Por Sara Rankin | May 23, 2017

Con una nutrida participación de representantes del sector agrícola, académico, privado, investigativo y estatal, se llevó a cabo en Bogotá el pasado 27 de abril, el Foro Nacional de Bioeconomía, Innovación territorial sostenible, organizado por el Centro Francés de Cooperación Internacional en Investigación Agrícola para el Desarrollo, (CIRAD), el Centro Internacional de Agricultura Tropical, (CIAT) y Colciencias.

La mesa principal, que inauguró el encuentro, estuvo conformada por Anne Grillo, del Ministerio Francés de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional; César Ocampo, director de Colciencias; Joe Tohme, director de Agrodiversidad del CIAT; Carlos Gustavo Cano, ex director del Banco de la República, y Guy Henry,  representante de CIRAD en Colombia.

“Este evento es un paso importante en el proceso de construcción de​ una estrategia de bioeconomía para el país que permita fomentar la innovación, la tecnología y la diversificación productiva en las regiones más propicias, abra nuevas oportunidades para la agricultura y la agroindustria y permita enfrentar los problemas de crecimiento económico y desigualdad que se presentan actualmente. El momento es crucial y oportuno!”, señaló Henry en su discurso de bienvenida como anfitrión del evento, y destacó la importancia del trabajo de cooperación que se viene llevando a cabo entre Europa y América Latina y Colombia en este tema, ya que permite expandir la cooperación científica y tecnológica entre ambas partes.

Expertos de Brasil, Argentina, Chile, Alemania, Perú y Colombia presentaron un balance de la actualidad de la bioeconomía en América Latina y algunas de las experiencias a resaltar de cada país. Por Colombia Juan Lucas Restrepo, director de Corpoica, y Helena García, del Consejo Privado de Competitividad, presentaron conferencias sobre la bioeconomía e investigación

como eje fundamental para el desarrollo territorial de Colombia y las oportunidades que esta ofrece para la industria colombiana, respectivamente.

Para Restrepo, los retos en Colombia son el fuerte dominio del modelo agropecuario basado en la Revolución Verde y el agotamiento del mismo; la necesidad de  mejorar la sostenibilidad de los sistemas y los mercados agrícolas, de diversificar las fuentes de desarrollo económico y de alejar nuestra economía de la dependencia en combustibles fósiles e insumos de síntesis química.

Uso sostenible de los recursos

Lo que la bioeconomía propone a Colombia y al mundo es un modelo económico en el cual la producción de bienes y servicios se basa en el uso sostenible de los recursos biológicos –genes, bacterias, biomasa (plantas), animales, biodiversidad y recursos naturales como suelo y agua- y en el aprovechamiento de los desechos que se generan en su transformación, en la producción y en el consumo. Es una respuesta a los retos globales actuales, basada en el uso de la biomasa como alternativa a los combustibles fósiles, mediante el aprovechamiento productivo sostenible de los recursos naturales, propios de un territorio, para su desarrollo económico.

“En América Latina, nace de la búsqueda de un mejor aprovechamiento de los recursos naturales”, afirma Eduardo Trigo, consultor del Ministerio de AgroIndustria de Argentina, uno de los países  constructores recientes de bioeconomía donde hoy representa el 15.4% del PIB de ese país, según la presentación de La Bolsa Argentina de Cereales.

En la inauguración también intervino Carlos Gustavo Cano, ex Ministro de Agricultura y ex Director del Banco de la República, quien habló sobre las oportunidades que ofrece la bioeconomía al desarrollo sostenible y territorial para el país. Igualmente señaló que, en Colombia, hace falta identificar las órbitas públicas que tienen que ver con la bioeconomía, así como la

necesidad de establecer un sistema de pagos ambientales para que las empresas le devuelvan a la tierra los recursos que se extraen apoyado en un sistema tributario especial.

Adrián Rodríguez, representante de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe,  (CEPAL), afirmó que el gran desafío para las políticas públicas, que apoyen el desarrollo de la bioeconomía, es la articulación de iniciativas existentes, marcos reguladoras adecuados y la coordinación de las capacidades. “El gran desafío es lograr posicionar al más alto nivel político el tema de bioeconomía”, precisó Rodríguez.

Este primer bloque de conferencias y presentación de casos exitosos concluyó con un panel de discusión en donde se debatió sobre las Políticas Públicas que apoyen la bioeconomía para el crecimiento socio-económico ambiental de Colombia con representantes del sector académico, Martha Marulanda de la Universidad Tecnológica de Pereira; investigativo, Brigitte Baptiste del Instituto Alexander Von Humbolt; gremial, Jens Mesa de Fedepalma y el sector público representado por Manuel Fernando Castro, del Departamento Nacional de Planeación (DNP) y Felipe García del programa Colombia BIO, Colciencias.

En el segundo bloque de la jornada, los asistentes se dividieron en mesas de trabajo, con el objetivo de concretar propuestas específicas para definir planes de acción para el desarrollo de la bioeconomía. Se establecieron tres mesas por los senderos Bioenergía y Biorrefinerías, Biotecnología y Biodiversidad para la producción sostenible y Bioprocesos y Bioproductos. Las conclusiones de cada una de estas mesas serán publicadas junto con las memorias del evento y se espera, sirvan de insumo para concretar las acciones que impulsen, la bioeconomía, por territorios.

En estas mesas participaron representantes de diferentes organizaciones que ya trabajan en algunos de estos senderos como lo son Fedepalma, Asocaña, Ecoflora, Biointropic, EAFIT, Corpoica, Agro-bio, Ramguz, ANDI, Corpogen, entre otros.

Llamado a la acción

De acuerdo a la presentación realizada por el Consejo Privado para la Competitividad, en Colombia existen cada vez más empresas relacionadas con bioeconomía, hay presencia de entidades en cada eslabón de la cadena de valor, lo que fortalece el desempeño de las empresas, sin embargo, estas iniciativas enfrentan restricciones de financiamiento, regulación, PI y acceso a mercados. La bioeconomía y la utilización sostenible de los recursos biológicos, que propone, es crucial para el desarrollo de los países, y Colombia, un país reconocidamente biodiverso, tiene una ventaja competitiva que sin duda debe aprovecharse.

-Este foro nacional es un paso hacia el posicionamiento de este importante tema en la agenda nacional y un llamado a la creación de un marco público que propicie la inversión y desarrollo de la bioeconomía, como herramienta indispensable para la seguridad alimentaria, el incremento de la productividad, el agregado de valor, la competitividad, el manejo eficiente de residuos y la sustentabilidad en el país.

-Este evento espera ser un aporte a la construcción de una hoja de ruta para impulsar la bioeconomía en el país y una invitación al Gobierno Nacional a comprometerse con su desarrollo, estableciendo una normatividad clara y fomentando los acuerdos y la cooperación regional.

Presentaciones

Pin It on Pinterest

Share This