[No te pierdas los capítulos previos de esta historia. Encuéntralos al final del post]

Tras el éxito en Centro y Suramérica, el trabajo colaborativo entre el CIAT y Heifer Internacional para el desarrollo de cadenas de valor y negocios inclusivos se ha expandido a 13 países de Asia y África –nuevamente, en forma de ciclo de aprendizaje en torno a la metodología LINK. En esta ocasión, contamos con el apoyo del Centro para el Desarrollo y la innovación (CDI, por sus siglas en inglés) y de la Universidad de Wageningen como co-facilitador y respaldo. Lo que nos permite aprovechar el extenso trabajo sobre negocios inclusivos de la red Seas of Change facilitada por el CDI.

Tener como socio de aprendizaje una ONG de desarrollo internacional, como Heifer, es clave para poner en práctica la investigación, desarrollar entendimientos conjuntos y compartir los beneficios con más regiones y más cadenas de valor, para contribuir a la mejora de los medios de vida de muchos más productores rurales.

La herramienta adecuada en el momento oportuno

Gráfico original por Heifer. Adaptación: Erika Mosquera (CIAT).

Uno de los componentes de la teoría del cambio de Heifer es “aumentar los ingresos y bienes de los productores”. Para lograrlo, Heifer combina su tradicional modelo de proveer ganado y entrenar familias de productores a pequeña escala, con estrategias de desarrollo impulsadas por el mercado, que le permiten a los grupos de productores convertirse en organizaciones empresariales formales económicamente viables.

La Metodología LINK del CIAT cae como ‘anillo al dedo’ a la teoría de cambio de Heifer, ya que ayuda a los productores a pequeña escala a tener una visión panorámica de su modelo de negocio dentro de la cadena de valor, y esto les permite ser activos frente a los cambios que necesitan hacer para continuar operando en la cadena, incluso sin el apoyo de Heifer. En otras palabras:

“Estoy feliz de que la colaboración entre Heifer y el CIAT se haya extendido a Asia y África. En Heifer, la estrategia del programa está en transición hacia una orientación de mercado, así que el taller sobre la metodología LINK se lleva a cabo en el momento adecuado, ya que tiene un valor instrumental que apoya esta transición. Juntos, los conceptos que aprendemos desarrollan capacidad para hacer la diferencia en la vida de los productores –particularmente en las organizaciones empresariales de productores–, y lograr el objetivo global de Heifer de sacar de la pobreza a 4 millones de familias”.

Padma Bahadur Singh

Director Sénior de Programa en Asia, Heifer

El ciclo de aprendizaje

Uno de los retos que enfrentan los investigadores es producir un impacto real con sus hallazgos –productos– y conseguir que quienes no son investigadores utilicen esos hallazgos para cambiar políticas y prácticas (o desarrollar unas nuevas) –resultados–. Para encarar este reto de pasar de productos a resultados, el equipo Vinculando Productores con los Mercados (LFM, por sus siglas en inglés) del CIAT, con el apoyo del programa de investigación del CGIAR sobre PolíticasInstituciones y Mercados (PIM, por sus siglas en inglés), aplica y apoya la implementación de la Metodología LINK en dos direcciones que son complementarias:

  1. Para el desarrollo de capacidades con las ONG y las empresas privadas interesadas en colaborar en lo que concierne al tema de abastecimiento inclusivo.
  2. Para mejorar continuamente la herramienta metodológica a partir de las lecciones aprendidas en la implementación en campo.

Los ciclos de aprendizaje se utilizan para generar conocimiento en torno a un tema específico –o pregunta de investigación– a través un proceso iterativo de diseño, prueba y evaluación retroalimentada que permite hacer ajustes y alcanzar mejores resultados.

Este proceso iterativo se enfoca en varias metas interconectadas: (a) construir capacidades para el desarrollo en los implementadores, (b) continuar mejorando LINK (y otras herramientas desarrolladas por el CIAT) como herramienta para el desarrollo, y (c) alcanzar un impacto positivo al nivel de los productores a pequeña escala.

A través de este proceso vamos del producto de investigación (la Metodología LINK) a los resultados (mejorar ingresos y empleo para los productores a pequeña escala) en múltiples países, mientras construimos la competencia en los actores del desarrollo para contribuir a establecer relaciones comerciales duraderas y más rentables.

Junto con este proceso, el CIAT dirige investigación sobre cómo funcionan los modelos de negocios inclusivos, factores clave de éxito para escalar, y cómo promover proactivamente el acceso inclusivo a los mercados, para beneficiar a las mujeres, los jóvenes y los productores rurales pobres. El conocimiento resultante de este trabajo sirve para influir en actores públicos, privados y de la sociedad civil al proveer evidencia sobre qué funciona y dónde, y cómo cumplir con la promesa de negocios inclusivos en la agricultura.

El ciclo de aprendizaje en Asia está compuesto por los siguientes momentos:

  1. Taller de entrenamiento. Entrenamiento del personal líder de Heifer involucrado en proyectos de desarrollo de cadenas de valor y negocios inclusivos; y elaboración de un plan de trabajo para el ciclo de aprendizaje.
  2. Acompañamiento y soporte. El CIAT y CDI darán soporte y acompañamiento a los participantes mientras implementan LINK, y le darán seguimiento al proceso. Al mismo tiempo, se facilitará el aprendizaje entre pares, a medida que los participantes intercambian experiencias y realizan evaluación entre pares.
  3. Taller de escritura. Documentación del conocimiento tácito y explícito desarrollado durante el ciclo de aprendizaje, para compartir lecciones aprendidas dentro de Heifer y con otros actores públicos y privados; y mejorar la Metodología LINK con base en las experiencias en campo.
  4. Evento global de Aprendizaje. Un evento organizado por Heifer para compartir ideas y lecciones aprendidas sobre negocios inclusivos y el desarrollo de cadenas de valor a través de los equipos de África, Asia y Latinoamérica.

¿Qué resultados esperamos?

  • Capacidades desarrolladas por la implementación en campo: capacidad mejorada del personal de Heifer para usar LINK y promover enfoques de negocios inclusivos.
  • Métodos adaptados: revelaciones de una serie de casos –principalmente alrededor de productos de origen animal– que enriquecen la Metodología LINK y sus herramientas, y proveen a Heifer con un enfoque más adaptado para su trabajo en curso.
  • Evidencia base: casos de estudio bien documentados que proporcionan evidencia sobre qué funciona, dónde y para quién; los cuales a su vez pueden ser usados para influir en el diseño de proyectos y prácticas de negocio, y para contribuir a una discusión más amplia sobre el rol de los agronegocios inclusivos en el desarrollo.
  • Mejores resultados de desarrollo: contribuciones, a través de la aplicación de LINK, al mejoramiento del bienestar de los hogares, así como a aumentar la efectividad de los negocios que pertenecen a los productores, y a modelos de negocio más inclusivos.

Momento 1: El taller de entrenamiento

El taller de inicio, facilitado por Mark Lundy y Brice Even (del equipo Vinculación de Productores con los Mercados del CIAT) y Monika Sopov (asesora del CDI), se llevó a cabo entre el 6 y 10 de junio, en Siem Riep, Camboya. El evento fue una combinación de presentaciones teóricas, experiencias de aplicación en otros lugares, ejercicios participativos en grupo y debates. Durante 5 días, los participantes de Heifer, representantes de 12 países del sur y sudeste de Asia y del Este y sudeste de África aprendieron acerca de la experiencia previa de Heifer utilizando LINK en América Latina, y estudiaron las herramientas que conforman la Metodología LINK al aplicarlas en cuatro cadenas de valor seleccionadas.

Los participantes del taller comparten sus expectativas.

El taller incluyó además una salida de campo, en la que los alumnos aplicaron herramientas específicas de LINK en dos casos reales. Los participantes también acordaron los próximos pasos del ciclo de aprendizaje y elaboraron un plan de trabajo, un cronograma y un plan de apoyo y seguimiento por parte de los facilitadores.

La agenda del taller

El primer día los participantes vieron un panorama general sobre la Metodología LINK y abordaron el proceso de mapeo de la cadena de valor. Luego, el grupo fue dividido en cuatro subgrupos y los participantes aplicaron esta primera herramienta en los casos escogidos: una cadena porcina en Camboya, una cadena de huevos de pollo de corral en China, una cadena de cabras en Nepal, y una cadena láctea en Malawi. Los facilitadores enfatizaron la necesidad de poner especial atención al rol de los actores existentes en la cadena de valor, con el fin de identificar cuáles son los actores potenciales para trabajar durante los próximos pasos de la metodología.

 

El Segundo día estuvo dedicado a los modelos y estrategias de negocios. Después de las presentaciones hechas por los facilitadores sobre las teorías y herramientas disponibles, los participantes formalizaron y evaluaron modelos de negocios de las cadenas seleccionadas, usando, respectivamente, las herramientas 2 (La plantilla del modelo de negocio) y 3 (Los principios para modelos de negocio incluyentes) de la metodología LINK.

Se puso especial atención a la propuesta de valor de doble vía de los modelos de negocio, en la cual la organización empresarial de productores puede tener una propuesta tanto para los productores a pequeña escala que son sus proveedores, como para los compradores de los productos comercializados por la organización. Esto contribuyó a cambiar la visión de los participantes sobre el rol que una organización de productores puede jugar con los diferentes actores de una cadena de valor.

En el tercer día, después de mapear, analizar y evaluar, los participantes fueron invitados a diseñar prototipos/intervenciones orientadas a mejorar las relaciones comerciales escogidas para trabajar.

El cuarto día los participantes fueron a campo para reunirse con miembros de la cooperativa Camboya, con el propósito de poner en práctica el nuevo conocimiento adquirido. El propósito fue entender el modelo de negocio existente y evaluarlo desde una perspectiva de inclusión. Las discusiones acerca de los resultados fueron organizadas para el último día con una asistencia más amplia, incluyendo a otros actores directos e indirectos de la cadena de valor.

El último día los participantes también prepararon sus planes de trabajo y los próximos pasos del ciclo de aprendizaje.

Conoce a los participantes y un poco sobre su experiencia en este video.

Heifer desarrollará un piloto por país, con la intención de escalar el enfoque a otras cadenas de valor al final del ciclo de aprendizaje. Las cadenas de valor donde se aplicará LINK son las siguientes:

“Lo que me llevo a casa es que cuando uno está haciendo el mapeo de la cadena de valor, lo más importante es identificar aquellas áreas alcanzables en las que se puede influir –a sabiendas de que no se puede hacer todo–; cosas con las que uno piensa que se va a obtener el mayor impacto”.

Joyce Malasha Phiri

Heifer Zambia

Cadenas de leche de vaca (en Vietnam, Kenia, Uganda, Malawi, Ruanda y Zambia)

Cadena de ovejas ( en Senegal)

Cadena de leche de cabra (en Filipinas)

Cadena de carne de pollo (en Camboya)

Cadenas de carne de cabra ( en Nepal, India y Bangladés)

Cadena de huevos de gallina de corral o arroz indígena (en China)

Más adelante estaremos compartiendo información actualizada sobre los pilotos en cada país y el proceso de acompañamiento y soporte.

Los autores de este blog:

Natalia Gutiérrez

Natalia Gutiérrez

Analista de comunicaciones

Mark Lundy

Mark Lundy

Investigador senior y líder temático de Vinculando Productores con los Mercados

Brice Even

Brice Even

Especialista en acceso a mercados

Erika Eliana Mosquera

Erika Eliana Mosquera

Analista de comunicaciones

Pin It on Pinterest

Share This