Los científicos de la plataforma de fenómica del CIAT, ahora pueden estudiar las raíces de los cultivos directamente en el campo utilizando tecnologías no invasivas, es decir, sin tener un contacto directo que pueda causar daño a las mismas. La aplicación de esta tecnología conocida como “radar de penetración terrestre (GPR)” ofrece ventajas de visualización de imágenes en 2-D y 3-D para el estudio de las características de las raíces de las plantas en múltiples ocasiones durante el ciclo de crecimiento, sin tener que cosecharlas o destruirlas.

La plataforma de fenómica que hace parte del área de agrobiodiversidad, está utilizando esta nueva herramienta a través de alianzas con la Universidad de Texas A&M, y la compañía IDS North América. Mediante un proyecto financiado por la National Science Foundation and Bill & Melinda Gates Foundation.

Por su parte, Michael Selvaraj, líder de la plataforma de fenómica del CIAT y de la investigación en GPR agregó que “esta tecnología es muy prometedora para estimar el desarrollo de la biomasa de la raíz de la yuca, que en el futuro se extenderá a la investigación de otros cultivos de raíces y tubérculos”.

Esta tecnología se está usando para la teledetección de raíces del cultivo de yuca, buscando estimar biomasa y así seleccionar plantas con llenado temprano de raíces en pro de aumentar la productividad de las plantas, en especial aquellas que deben sobrellevar bajos niveles de nutrientes y agua. Así mismo, GPR permite múltiples mediciones en el campo en una gran cantidad de plantas durante todo su ciclo de crecimiento.   Alfredo Delgado, experto en captura y análisis de datos de GPR por parte de la universidad de Texas A&M, comentó que la idea de implementar esta tecnología en campo le da la oportunidad al investigador de medir la orientación y biomasa de la planta.

“Caracterizar raíces de yuca en condiciones de campo de forma convencional es una actividad bastante dispendiosa  que demanda  mucho tiempo y recursos. En este sentido, se requieren nuevos protocolos rápidos y no destructivos para fenotipificar las raíces. Con las aplicaciones del GPR tendremos nuevos conocimientos sobre los factores ambientales que influyen en el desarrollo de las raíces, lo que permitirá mejorar la productividad de los cultivos”, explicó Milton Valencia, asistente de investigación de la plataforma de fenómica del CIAT.

En la práctica, estas técnicas y métodos brindarán a los mejoradores y científicos información más precisa para producir nuevas variedades de cultivos más efectivos. Ahora, con la tecnología GPR en desarrollo, la comunidad de ciencias agrícolas pronto podrá observar rápidamente el vínculo entre la raíz y la planta y evaluar las raíces de diferentes cultivos como fríjol y forrajes.

Pin It on Pinterest

Share This