Por Alberto Villalba (BID) y Louis Reymondin (CIAT).

El CIAT y el equipo Terra-i se complacen en anunciar la publicación de un nuevo estudio en Paraquaria Natural, la más prestigiosa revista científica Paraguaya, dedicada a la biodiversidad y conservación de la naturaleza.

El estudio muestra el impacto potencial indirecto del segmento de la carretera San Juan Nepomuceno – Ruta 6 en Paraguay. Es importante notar que este estudio es un esfuerzo conjunto entre la organización ambiental no gubernamental GUYRA con sede en Paraguay, el CIAT, y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Este trabajo continua una serie de colaboraciones exitosas entre el BID y el CIAT en temáticas de impacto de vías sobre hábitat naturales.

El primer trabajo colaborativo entre el CIAT y el BID fue llevado a cabo con The Nature Conservancy (TNC) y the Conservation Biology Institute (CBI), proporcionando herramientas para analizar el impacto de proyectos de infraestructura vial de gran escala en hábitats naturales. El estudio analizó el impacto de cinco proyectos de infraestructura (Fig. 1) en Latinoamérica:

  1. El corredor Santa Cruz-Puerto Suarez en Bolivia
  2. La autopista BR-364 en Brasil
  3. Una sección de la autopista panamericana en Darién –Panamá
  4. La carretera Trans-Chaco en Paraguay
  5. El corredor de integración IIRSA en Perú

(Lea más acerca de este estudio aquí: Road Impact Assessment Using Remote Sensing Methodology for Monitoring Land-Use Change in Latin America: Results of Five Case Studies, Evaluación del impacto de la infraestructura vial en América Latina: resultados de cinco casos de estudio ).

De forma similar, un segundo estudio colaborativo entre el CIAT y el BID fue preparado para determinar los impactos potenciales de proyectos viales de mejoramiento y construcción en Guyana hasta el año 2022. El estudio sugiere claramente, que los proyectos de infraestructura vial (mejoramiento, pavimentación, y/o construcción) pueden incrementar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Este trabajo fue presentado en el Simposio Mega-infraestructura sostenible y evaluación de impacto llevado a cabo en Panamá en 2015, organizado por The International Association for Impact Assessment (IAIA).

(Lea más acerca de este estudio aquí: Potential Impact of Road Projects on Habitat Loss and Greenhouse Gas Emissions in Guyana from 2012 to 2022, Qué futuro enfrentarán los bosques de Guyana con proyectos inminentes de infraestructura de vías, conferences.iaia.org/panama/proceedings/Indirect_IA_of_the_Road_Segment.pdf ).

Terra-i Paraguay

Figura 1. Mapa de riesgo de deforestación

Este tercer y nuevo estudio analiza el pasado, presente y potencial futuro de la deforestación resultado del mejoramiento del segmento vial entre San Juan de Nepomuceno y la ruta 6 (PR-L1080) en el sureste paraguayo. La línea base de deforestación en el área de estudio se definió usando imágenes Landsat desde 1987 hasta 2014. Usando esta línea base y otros conjuntos de datos adicionales, se desarrolló un mapa de riesgo de deforestación a escala nacional el cual fue aplicado posteriormente al área de influencia de la carretera en estudio.

Los resultados de los análisis de línea base, realizados por GUYRA, muestran que entre 1987 y 2014, se perdieron cerca de 215,000 hectáreas de bosque nativo en el área de influencia de la carretera antes de su mejoramiento, el cual está planeado para 2017. De los datos producidos, es posible estimar el impacto de la introducción de la ley de “Cero Deforestación” en 2004, ya que se evidencia una ligera reducción de la tasa de deforestación entre 2005 y 2010. Sin embargo, la tendencia de deforestación se incrementó de nuevo entre 2010 y 2014.

El análisis de los mapas de riesgo de deforestación, llevado a cabo por el CIAT, muestra que el proyecto de mejoramiento de la carretera, podría incrementar potencialmente la deforestación en el área en 1.41% para 2023, si no se implementan áreas protegidas, lo cual equivale a 15,603 hectáreas.

En contraste, si se proporciona buen apoyo a las áreas protegidas y asumiendo que las tendencias de deforestación son similares a las observadas entre 2010 y 2014, la deforestación podría incrementarse solo en 1.11%.

Sin embargo, un bajo impacto potencial del mejoramiento de la carretera, como el proyectado anteriormente, podría significar que la mayor parte de la deforestación ya ocurrió en décadas pasadas y existe poco bosque para convertir en el área de estudio, el cual se encuentra en alto riesgo de deforestación debido a otros factores (Figura 1).

Estos hallazgos, identifican a los proyectos de infraestructura vial (mejoramiento, pavimentación, y/o construcción) como un activador de la deforestación con fuertes impactos directos sobre los ecosistemas naturales. Además, confirman la importancia no solo de las evaluaciones detalladas de impacto ambiental ex-ante que deben acompañar cualquier proyecto de infraestructura, sino que también resaltan la importancia de las políticas nacionales y locales encaminadas a desincentivar la deforestación y a promover la compensación y los esquemas de protección de los hábitat, especialmente en áreas conocidas como importantes sumideros de carbono y esenciales para la conservación de la biodiversidad.

En este caso particular en Paraguay, El BID está apoyando decididamente los esquemas de compensación, incluyendo la compra de certificados de acuerdo a las nuevas leyes de pago por servicios ambientales. El BID también apoyará la consolidación de áreas protegidas, la restauración de corredores biológicos, la implementación de cruces para la fauna, la restauración de cabeceras hídricas y áreas erosionadas, así como el derecho a construir vías, en una estrecha cooperación con actores nacionales. En este sentido, está iniciativa hará de este proyecto vial un primer ejemplo de infraestructura vial sustentable en Paraguay.

Más detalles

Lea el artículo completo.

Pin It on Pinterest

Share This