Una delegación de investigadores visitó recientemente la ciudad de Yosanocho, Japón, para conocer de mano de los productores arroceros japoneses un nuevo modelo de agronomía, para hacer del arroz de riego un cultivo más amigable con el medio ambiente, necesitando menos agua y nutrientes como el nitrógeno.

El grupo de investigadores estuvo conformado por Patricia Guzmán, Subgerente Técnico de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), Luis Armando Castilla, profesional PhD en investigación y transferencia de tecnología de Fedearroz, Eduardo Graterol, Director Ejecutivo del Fondo Latinoamericano para Arroz de Riego (FLAR), y Nelson Enrique Lozano, coordinador del grupo de control ambiental de cambio climático del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR).

Todos ellos unidos como socios del proyecto denominado Desarrollo y adopción de un sistema de producción de arroz con bajo uso de insumos para América Latina, a través de mejoramiento genético y tecnologías avanzadas de manejo del cultivo. Este proyecto presentado en 2014, fruto de la estrecha colaboración entre Colombia y Japón, cuenta con la financiación de la Alianza de Investigación en Ciencia y Tecnología para el Desarrollo Sostenible (SATREPS, por sus siglas en inglés), a través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, (JICA, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón (JST, por sus siglas en inglés).

Desde Japón, un nuevo modelo agronómico para impulsar al sector arrocero

En muchos arrozales de Colombia y en otros países de América Latina, el arroz es producido utilizando sistemas de irrigación, que necesitan adaptarse a los efectos del Cambio Climático, sobre todo en lo que se refiere al uso de agua y fertilizantes. Una situación contrastante con las prácticas agronómicas actuales de países asiáticos como Japón.

De ahí la importancia de la visita al Japón de esta delegación de investigadores, realizada el pasado mes de mayo de 2016, que fue recibida por Norio Yamaguchi, representante de la empresa PS Solutions Co., Ltd.; Toma Yamazoe, alcalde de Yosanocho; Kensuke Okada, profesor de la Escuela de posgrado de la facultad de agronomía de la Universidad de Tokio; Kiyoshi Honda, representante de la Universidad Internacional Chubu del Centro GIS, y Satoshi Ogawa, investigador del Área de Agrobiodiversidad del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT).

Fue así como la delegación de investigadores conoció el proyecto de agricultura de precisión que integra  a e-kakashi, un nuevo y prometedor modelo de agronomía con herramientas tecnológicas de transmisión de datos en tiempo real, que facilita la recolección periódica de éstos mediante sensores de teledetección, cubriendo las diferentes etapas de desarrollo del cultivo e incluyendo las variables del medio ambiente con las que interactúa. Todas estas mediciones son luego analizadas, gracias a la gran capacidad de la plataforma de almacenamiento de datos que acompaña a este modelo, para facilitar un mejor entendimiento del desarrollo del cultivo, la formulación de recomendaciones y la toma de decisiones.

Esta visita estuvo precedida por otros intercambios entre investigadores colombianos y japoneses, quienes han realizado trabajos y capacitaciones en ambos países en el marco de este proyecto, tal como fue el caso de Tadashi Chosa, profesor de la Universidad de Tokio, durante su visita a Colombia en febrero de 2016, cuando presentó los avances alcanzados mediante un sistema de monitoreo de rendimiento en el momento de la cosecha del arroz. Todo esto en el camino trazado por el propósito fundamental del proyecto: ayudar a los agricultores y al sector arrocero a ser más productivos y competitivos, a través de la implementación del manejo del cultivo con la aplicación de tecnología de agricultura de precisión y mejoramiento genético.

Como complemento a este nuevo y prometedor modelo de agronomía, los investigadores del proyecto, ubicados tanto en Japón, como en Colombia, enfocarán sus esfuerzos durante los próximos tres años de labor científica a desarrollar variedades de arroz tolerantes a sequía y deficiencia de nitrógeno. Así mismo, tendrá un importante componente de capacitación en donde investigadores colombianos y japoneses compartirán conocimientos y fortalecerán mutuamente sus capacidades.

Conozca el reporte de la visita

Pin It on Pinterest

Share This