Ingrid Calderón agricultora de la vereda Santa Helena de Barichara, contó a Vanguardia.com que las dinámicas en el campo no son las mismas que antes, debido al calentamiento global. “El manejo de siembra es distinto, tenemos otras formas de cultivar. El clima nos ha cambiado hasta la forma sembrar”.

Además, Ingrid recordó que hacia 2013 los campesinos de la región tuvieron grandes pérdidas debido a la sequía que los afectó. “Tuvimos tres años seguidos sin lluvias, se perdieron cosechas completas. Algunos tan solo obtuvieron un bulto de fríjoles para comercializar”. Incluso varios agricultores perdieron sus cultivos. “Muchos perdieron hasta parcelas, porque la mayoría saca créditos para sembrar”, señaló Calderón.

Por lo anterior, es importante conocer el contexto de cada agricultor dentro de su entorno, integrando el conocimiento de sus sistemas productivos y actividades de subsistencia bajo un escenario de variabilidad climática; implementando un proceso de aprendizaje y cambio de prácticas en campo que ayude a mejorar la toma de decisiones.

El proyecto AgroClimas ha realizado múltiples actividades en el departamento de Santander, específicamente en la provincia de Guanentá entre los cuales se encuentra el reporte de línea base como primer paso para evaluar el impacto de las intervenciones que se realizarán, a través del seguimiento de encuestas a nivel de hogar. Estas intervenciones estarán centradas en la realización de talleres y monitoreo con una sub-muestra de 200 agricultores sobre: a) buen manejo agronómico del cultivo y prácticas agrícolas, b) requerimientos hídricos y cosecha de agua, c) uso de la información agroclimática, y d) selección y siembra de fríjol de acuerdo a la predicción climática.

La infografía (clic en la imagen) resume los resultados del estudio de línea base en 4 municipios de Santander, Colombia: Villanueva, Barichara, San Gil y Curití. El objetivo del estudio fue caracterizar 572 hogares productores de fríjol arbustivo en la zona de interés, identificar el uso y recepción de información  agroclimática, conocimientos previos sobre prácticas agrícolas y percepciones de la variabilidad del clima (pasado/futuro). En este orden de ideas, se colectó información referente tanto a las características demográficas, socioeconómicas, mano de obra, ciclo de cultivo de fríjol, género, seguridad alimentaria, percepciones de clima, pertenencia a gremios y/o asociaciones, acceso a crédito, recepción de información agroclimática y participación en capacitaciones.

La información fue colectada entre el 6 de julio y el 6 de septiembre de 2016, a través de la aplicación para Android ODK y agregada a través de la plataforma ONA. Se entrevistaron un total de 572 hogares en los municipios mencionados. Otros estudios complementarios como el mapeo de actores y necesidades de información agroclimática en sitios piloto en Colombia también pueden ser consultados.

Pin It on Pinterest

Share This