Optimizar la gestión de los ecosistemas naturales e intervenidos para mantener y mejorar los beneficios que estos ofrecen a los humanos es la meta que se ha propuesto un grupo de investigadores que hacen parte del área de Análisis de Políticas (DAPA, por sus siglas en inglés) del CIAT.

Se trata del grupo de investigación de Servicios Ecosistémicos, que lleva a cabo proyectos para identificar los medios más apropiados que garanticen que los ecosistemas en paisajes rurales mejoren los beneficios sociales, ambientales y económicos que estos proveen a diversas comunidades. Dichos proyectos cubren una amplia diversidad temática que incluye ecología, hidrología, agronomía, ciencias sociales, economía, cartografía y estadística,  que buscan no solo medir los servicios ecosistémicos sino establecer su relación con sus impactos en la producción agrícola (y de otros sectores) y su repercusión en el bienestar humano.

Pero, ¿cómo se organiza un equipo que tiene ante sí un reto tan grande? La clave está en aplicar los valores corporativos del CIAT y convertirlos en un marco para la acción.

proyectos desarrolla actualmente el grupo de investigación de Servicios Ecosistémicos

Diálogo y respeto, ingredientes fundamentales

El grupo de Servicios Ecosistémicos realiza periódicamente reuniones de planificación, denominados coloquialmente como “retiros”, en el que participan todos sus integrantes, tanto los establecidos en Colombia como en Perú. En ese espacio concretan objetivos, socializan proyectos, establecen tareas e identifican retos a superar.

Dentro de estos retos se encuentra la necesidad de establecer un buen flujo de información con el equipo administrativo del CIAT, para maximizar su apoyo durante la implementación de los proyectos. También se reconoce como reto mejorar la difusión de la investigación que se realiza en este equipo, en gran medida reconocida por sus socios y usuarios externos.

Esto es una oportunidad  para comunicarnos y planificar el cronograma que diseñamos anualmente, porque cada uno hace parte de un proyecto y en el día a día, por la demanda de tareas, no es fácil estar en contacto con todos. Además, le agrega transparencia a nuestra labor como equipo y permite hacer un balance de los logros, las dificultades y los retos a superar.

Marcela Quintero

Líder del grupo de Servicios Ecosistémicos, CIAT

El respeto es fundamental para el trabajo de este grupo, pues coinciden en él profesionales de diversas disciplinas que interactúan constantemente con otras áreas de trabajo de DAPA y del CIAT. Esta diversidad de enfoques disciplinarios enriquece y brinda la posibilidad de que los proyectos puedan ser abordados desde varias perspectivas. Además, este es un equipo en el que hay un permanente diálogo intercultural ya que está integrado por investigadores de diferentes nacionalidades (franceses, peruanos, italianos y colombianos).

"Somos multidisciplinarios y multiculturales"

by Genowefa Blundo, postdoctorado en evaluación de impacto.

Aprendizaje a través de alianzas

El equipo de Servicios Ecosistémicos y sus socios impulsan actualmente diversos  proyectos, sin dejar de lado principios como el respeto por la diversidad cultural, las necesidades de los usuarios de la investigación y un enfoque estratégico.

“En esta tarea, la comunicación juega un papel fundamental porque es importante que todos los socios conozcan y compartan los objetivos y la planificación de los proyectos. También, para coordinar la logística y el tiempo que se requiere para adelantar una investigación”, agregó Marcela Quintero.

Un buen ejemplo es el proyecto “Paisajes Sostenibles para la Amazonía”, que busca diseñar sistemas productivos más sostenibles en paisajes deforestados, donde el equipo trabaja en conjunto con socios de Colombia y Perú, creando relaciones de confianza para el desarrollo de investigaciones. Esta relación permite el diseño e implementación conjunta de nuevas alternativas de uso de la tierra basado en información científica multidisciplinaria y el conocimiento de las prioridades locales.

El trabajo con socios precisa un diálogo constante y fluido donde los acuerdos con productos claros demostrados son la base fundamental para legitimar los compromisos de trabajo y abrir el camino para que usuarios de la investigación como  gobiernos y entidades cooperantes, utilicen productos del equipo como herramientas y metodologías para cuantificar, mapear y valorizar los servicios ecosistémicos y, de la misma manera, analizar los impactos ambientales de introducir nuevas alternativas de uso de la tierra en áreas agrícolas.

"La relación con los socios es un gana - gana"

by Nora Castañeda, investigadora de servicios ecosistémicos

Innovación para lograr impacto

Este grupo de investigación ha asumido el reto de desarrollar herramientas y metodologías específicas para la cuantificación de los servicios ecosistémicos y el análisis de impactos ambientales en agricultura. En este sentido, han propiciado en el CIAT una investigación de calidad que contribuye al tema de la eco-eficiencia, piedra angular de la estrategia 2014-2020 del Centro.

La agenda de investigación del equipo  encaja muy bien con la responsabilidad ambiental de la que habla el CIAT en el desarrollo de sus proyectos y buscan, en alianzas con diferentes socios, mejorar la eco-eficiencia de los sistemas agrícolas, revertir la tendencia de degradación de la tierra, restaurar las tierras degradadas y avanzar hacia una agricultura climáticamente inteligente que se centre en la protección de ecosistemas vitales para toda sociedad.

Un ejemplo reciente es el trabajo desarrollado en el marco del Convenio ‘Clima y Sector Agropecuario Colombiano’, establecido entre el Ministerio de Agricultura de Colombia y el CIAT, donde se generaron protocolos para medir indicadores de huella hídrica y huella de carbono para varios cultivos con opciones tecnológicas más amigables para el medio ambiente, resultados que ahora están en las agendas de importantes gremios de Colombia, para mejorar sus procesos. Esto también ha sido innovador dentro del CIAT pues no existía un manual o método de cómo medir directamente las huellas ambientales de los productos agrícolas, lo que está directamente relacionado con la eco-eficiencia.

En el grupo trabajamos con dos indicadores que permiten medir el impacto ambiental de los sistemas agropecuarios, la huella hídrica, que determina la cantidad de agua usada y contaminada en un sistema agrícola y la huella de carbono que cuantifica las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al proceso productivo. La cuantificación de las huellas permite identificar los puntos críticos en la cadena productiva a partir de los cuales se generan y evalúan estrategias de producción con un menor impacto ambiental

Miguel Romero

Investigador en huella hídrica, CIAT

El entusiasmo por generar soluciones de impacto permitió logros políticos importantes como la aprobación de la Ley de Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos en Perú (junio 2014), con la que se promueve que tanto el sector público como el privado se involucren en la conservación de las fuentes de los servicios ecosistémicos y estipula que las acciones de quienes conservan estos servicios pueden ser retribuidos. El equipo de Servicios Ecosistémicos del CIAT fue asesor técnico en el proceso de formulación y discusión de dicha ley.

Lo anterior muestra cómo el desafío de un proyecto conlleva, mediante un enfoque innovador, la creación de capacidad en el equipo para resolverlo. Además, el impacto positivo en relación al trabajo con socios que están en el territorio permite que el grupo se posicione como un referente en este tema en particular, por lo que son invitados a compartir este conocimiento en espacios académicos e interinstitucionales.

Los integrantes del grupo de investigación de Servicios Ecosistémicos son conscientes de estos logros, pero saben que les queda mucho por hacer. Por eso, siguen trabajando con base en los valores corporativos del CIAT y disfrutando de esa multiculturalidad y multidisciplinariedad de la que se aprende constantemente.

Autores de este post:

Sylvia Pineda

Sylvia Pineda

Analista de Comunicación Interna

José Antonio Arana

José Antonio Arana

Analista de Comunicaciones y Gestión de Conocimiento

Agradecimientos especiales a Eduardo Figueroa, por su colaboración en la edición del texto de este post.

Pin It on Pinterest

Share This