Entre el 22 y 25 de mayo en República Dominicana, durante la Conferencia Mundial sobre Cacao (WCC, por sus siglas en inglés), se reunieron alrededor de 1,300 personas de los sectores público y privado de 64 países importadores y exportadores, y diferentes ONG para discutir temas como Mercados y Sostenibilidad, que inquietan al sector cacaotero en todo el mundo.

Christian Bunn, investigador del CIAT, participó como expositor en el panel de discusión sobre adaptación al cambio climático, en el que hizo una breve introducción sobre los impactos del cambio climático en la producción de cacao y presentó dos casos de estudio del impacto en la cadena de valor. Otros expositores fueron: MondelēzRainforest AllianceTouton y una productora de cacao de la Selva Peruana, quienes compartieron sus experiencias con los impactos y sus acciones hacia una producción climáticamente inteligente.

¿Por qué es importante hablar de cambio climático en estos espacios?

Si nos ponemos a pensar en qué tan bien estamos compartiendo nuestros conocimientos sobre Agricultura Sostenible Adaptada al Clima (ASAC) –también conocida como Climate Smart Agriculture (CSA)– con otros sectores que tienen los medios para ayudar a los pequeños productores a afrontar mejor el cambio climático y sus impactos, encontramos que todavía hay mucho por hacer. Sin embargo, estamos en una carrera contra el tiempo que nos obliga a acelerar el apoyo y el cruce de conocimientos entre los investigadores y los tomadores de decisiones.

En el caso de Ghana, por ejemplo, está proyectado que el aumento de temperatura se dé con más velocidad al principio, lo que significa que los cambios que se den en 2030 son casi los mismos que se darán hasta el año 2050. Entonces, el cacao que se plante ahora en la región experimentará todo el impacto desde ya, y no en un futuro.

Peter Läderach publicó por primera vez sobre el impacto del cambio climático hace algunos años, y ya se ve el efecto de este: años duros para el sector cacaotero, en los que se nota claramente el comportamiento inusual del clima. Los productores del Oeste de África ya pueden ver que no es solo una simulación, porque ya ven los efectos en el campo.

Porque ya se viven los cambios y los efectos son visibles, los procesos de adaptación deben empezar ya. Es por esto que el CIAT, a través del proyecto de Cadenas de Valor Adaptadas al Clima que es apoyado por programa de investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS, por su sigla en inglés), está tratando de guiar la adaptación haciendo modelos menos académicos, con el fin de dar respuestas al sector cacaotero.

“En el sector cacaotero todavía no quieren saber mucho de eso […] todavía no son muy conscientes del cambio climático. No han pensado bien qué significa eso para ellos. Apenas ahora es que se está empezando a ver el interés, porque ya se están percibiéndolos cambios. Después de dos años de Fenómeno del Niño y con sequías fuertes en el Oeste de África –de donde sale la mayor parte del cacao— cambió mucho el rendimiento del cacao”.

Christian Bunn

Expositor en el panel del WCC.

En el equipo Vinculando Productores con el Mercado (LFM, por sus siglas en inglés), creemos que el sector privado tiene un papel muy importante en el proceso de adaptación y que no se puede depender solo del sector público y las ONG. Las empresas privadas que compran el cacao pueden hacer un gran aporte, ya que tienen medidas, como las certificaciones, los créditos sostenibles y los centros de capacitación, entre otros, para trabajar hacia la sostenibilidad. Lo que necesitan ahora es tener en cuenta el cambio climático en sus estrategias.

El reto que tenemos en el CIAT es pensar cómo difundir el conocimiento sobre cambio climático y cómo el sector privado debe diseñar y cambiar esas herramientas que ya posee, para lograr pasar de modelos piloto a la adopción de prácticas como política; para pasar de 1,000 productores a un millón.

Hasta ahora, hemos logrado comunicar los resultados de los estudios sobre cambio climático, ya que, en vez de decir “pasa algo” o “va a pasar algo”, comenzamos conversaciones directamente con el sector privado. En esto radica la importancia de participar en conferencias como WCC: estos son espacios que permiten entablar esos diálogos directos, diferente a lo que suele pasar cuando se publica un estudio en un solo canal y se debe esperar a que se difunda y otras personas lo conviertan en un lenguaje más adecuado para el sector privado.

La búsqueda activa del diálogo nos ha permitido encontrar un lenguaje común para poder explicar bien al sector privado los impactos del cambio climático y que este nos explique lo que necesita. El sector privado tiene interés en asegurar su cadena de valor y el productor también quiere asegurar su producción, pero ambos necesitan saber cómo. La empresa privada necesita saber cómo el productor, a través de la cadena de valor, puede aprender qué tiene que hacer.

Hemos logrado incidir en empresas privadas como Mondelez y touton, que no son empresas pequeñas, y estamos en conversaciones con el exportador más grande de chocolate del mundo, Barry Callebaut, que produce calidades industriales.

“Vamos por un buen camino. El diálogo es poco científico, pero es muy interesante ver la interpretación de lo científico y entender lo que el sector privado necesita. Ellos no quieren ninguna metodología, quieren saber si podemos decir con cierta certeza para qué toca prepararse”.

Christian Bunn

expositor en el panel del WCC.

¿Qué contamos en la Conferencia de cacao?

En la presentación, explicamos la importancia de hablar del cambio climático en el sector cacaotero y cómo queremos guiar la Agricultura Sostenible Adaptada al Clima y las prácticas inteligentes en el sector cacaotero.

Los pasos para lograr tener prácticas de ASAC en la Producción de cacao son los siguientes:

  1. Entender cuál es el impacto del cambio climático en la zona en la que cada actor trabaja.

2. Reunir a todos los actores de la cadena de valor (desde el productor hasta el consumidor, pasando por el comprador/exportador) para analizar qué significa el impacto y ver cuál es el grado de impacto para el negocio.

3. Desarrollar una serie de intervenciones posibles—no hay una sola solución—, evaluar estas intervenciones y priorizarlas para tener, al final, un portafolio de acciones que se puedan realizar.

4. Escoger la intervención más eficiente para cada uno.

El estudio en Ghana, que por su ubicación es un país cálido, muestra que el aumento de la temperatura causará una sequía extrema que afectará sin duda la producción de cacao. La reducción del área de producción provocará que el rendimiento del cacao también baje. Se proyecta que de aquí a 2030, Ghana perderá mucha tierra: un área grande dejará de ser apta para el cacao y otra necesitará tomar medidas de adaptación.

En Perú, el cultivo de cacao todavía no está tan limitado por el clima, pero también tendrá cambios significativos que requerirán el aprendizaje y la adopción de nuevas prácticas. A 2050, gran parte de la zona cacaotera tendrá condiciones parecidas a lo que hoy en día se ve en Ghana.

Ver la presentación:

La discusión

La sesión de discusión nos permitió responder las inquietudes que tienen diferentes actores del sector cacaotero sobre los impactos del cambio climático y las prácticas de ASAC. Pero también, al escuchar esas dudas y comentarios, conocimos aún mejor cómo piensa el sector.

Algunas de las preguntas que salieron a flote y se discutieron fueron las siguientes:

¿Qué pasos están siguiendo algunos productores para afrontar los cambios

¿Se tiene la seguridad de que haga alguna diferencia promover la ASAC, las buenas prácticas y la no- deforestación?

¿Cuál es el rol del gobierno en la promoción de cadenas de valor sostenibles que incluyan ASAC?

¿Desde un nivel de producción, es la cadena productiva global lo suficientemente consciente del reto que están enfrentando en el día a día?

En la academia hay una creciente frustración por la falta de urgencia en la respuesta de distintos sectores hacia los impactos del cambio climático, ¿creen que esa urgencia es suficiente?

Los autores de este post:

Christian Bunn

Christian Bunn

Postdoctoral Scientist-Linking Farmers To Markets

Natalia Gutiérrrez

Natalia Gutiérrrez

Analista de comunicaciones, Área de Investigación en Análisis de Políticas

Pin It on Pinterest

Share This