El CIAT y el Grupo Papalotla, compañía líder a nivel mundial en la producción de semillas mejoradas para pasturas híbridas, firmaron el convenio “Intensificación sostenible para el beneficio ambiental”. Este convenio se da en el marco de una larga trayectoria colaboración entre Papalotla y el CIAT, cuyo trabajo conjunto ha permitido la amplia difusión de pasturas híbridas desarrolladas por el CIAT como Cobra, Camello, Cayman, Mulato y Mulato II, comercializadas por Papalotla. Este convenio permite al Grupo Papalotla producir y comercializar los nuevos híbridos desarrollados por CIAT en tres lineas: híbridos de Brachiaria de la linea actual, híbridos de B. humidicola e híbridos de Panicum.

Por lo tanto, este convenio se enfoca en dinamizar los vínculos entre el programa de fitomejoramiento de Forrajes Tropicales del CIAT y el usuario final, para garantizar la entrega, adopción de los productos y finalmente, el impacto del programa. El programa de fitomejoramiento de Forrajes se caracteriza por ser el único en manipular exitosamente un sistema biológico complejo (híbridos apomícticos tetraploides) para potencializar múltiples características deseables en las pasturas para ganado, tales como resistencia a sequía, encharcamiento y plagas, mayor productividad y calidad nutricional, entre otros.

Desde la liberación en el año 2001 de Mulato, el primer híbrido fitomejorado por el CIAT y seleccionado por Papalotla, se estima que más de 750,000 hectáreas se han sembrado alrededor del mundo. Hoy en día, el grupo Papalotla está presente con los híbridos CIAT en 52 paises del mundo para satisfacer la creciente demanda de pasturas mejoradas, tecnología y conocimientos que garanticen una producción ganadera rentable y sostenible y por ende que mejore la calidad de vida de los productores.

Además de las características deseables en las pasturas mejoradas, este nuevo convenio enfocará sus esfuerzos en desarrollar productos que también reviertan la degradación del medio ambiente, como una mayor productividad por área para requerir menos uso de suelo, y contribuir en la reducción de gases de efecto invernadero producto de la actividad ganadera, en consonancia con las iniciativas globales de mitigación del cambio climático y aportar soluciones de producción amigables con el ambiente.

Pin It on Pinterest

Share This