Para disminuir los problemas ambientales en las inmediaciones de los rellenos sanitarios en Colombia debido a la emisión de gases de efecto invernadero, la contaminación de suelos y aguas superficiales y/o subterráneas a través de los lixiviados, el CIAT y GICON firmaron convenio para generar cambios en el aprovechamiento de residuos sólidos orgánicos.

Para el desarrollo de esta iniciativa CIAT y GICON están trabajando en el proyecto “Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a través de una gestión sostenible/circular de residuos y demostración de la tecnología de Biogás para el aprovechamiento de residuos orgánicos”. Donde en el mes de octubre en el edificio de semillas ubicado en la sede principal del Centro, se instaló la primer planta piloto de biogás que tiene carácter demostrativo y fines de investigación (véase la siguiente figura).

La planta piloto cuenta con dos reactores de mezcla completa que permiten realizar experimentos de digestión anaerobia con alimentación semicontinua simulando las condiciones de una planta de biogás a gran escala.

Esta iniciativa contempla el desarrollo de un concepto sostenible de gestión de residuos orgánicos que podrá ser aplicado en diferentes municipios de Colombia. Los resultados del proyecto permitirán escalar los modelos y generar un impacto positivo a nivel local y regional.

La tecnología de biogás se basa en la digestión anaerobia (en ausencia de oxigeno) de sustancia de carácter orgánico. En el proceso se obtiene un biogás y un subproducto de la digestión (digestato), véase la siguiente figura. La planta piloto de biogás se utilizará en este caso para la generación de conocimiento, sensibilización de actores relevantes sobre la problemática del tratamiento de residuos orgánicos y su potencial energético, la adecuación de sustratos, compostaje del digestato, entre otros.

“Se van a realizar pruebas con distintos tipos de insumos orgánicos para ver cómo varía la producción de biogás y como se ve afectada la composición del biogás en cuanto a metano y dióxido de carbono, empezaremos utilizando los residuos de la cafetería del CIAT”, dijo Laura Holguin, Jefe del Proyecto de la Empresa GICON.

Por su parte, Ngonidzashe Chirinda dijo que “a través de este trabajo el CIAT comenzará a explorar los factores clave de la economía circular. También, reflexionó sobre el hecho de que como sociedad ahora tenemos que replantearnos la forma en que pensamos sobre los residuos, ya que actualmente no estamos maximizando el valor real de los recursos que producimos”.

Como es un Centro de Investigación en Agricultura Tropical, el trabajo con la planta piloto será también para aprovechar el digestato como abono orgánico en los campos y así poder evaluar el potencial respecto a los fertilizantes químicos. Otro de los objetivos del proyecto es contribuir a los efectos del cambio climático; la planta es una forma de demostrar que, si se pueden reducir las emisiones de metano porque los residuos orgánicos no van a los rellenos sanitarios a cielo abierto, sino que se tratan en una planta de biogás donde se puede aprovechar energéticamente el material para producir energía eléctrica y térmica de una fuente renovable, diversificando la matriz energética.

El proyecto, es financiado por la Iniciativa Internacional sobre el Clima (IKI), representada por la Sociedad de Desarrollo Alemán (en alemán Deutsche Entwicklungsgesellschaft – DEG) y tiene una duración de tres años.

Invitación a todo el personal del CIAT

Invitamos a todo el personal del CIAT a visitar la planta piloto de biogás en el edificio de semillas. Con esta visita, podrán hacerse una idea de cómo es la tecnología de biogás y el funcionamiento de la planta.

En el mes de febrero del 2020, se estará realizando un taller de carácter informativo para mostrar los resultados que se han alcanzado hasta ahora con la planta piloto de biogás. Esté atento a más información acerca del evento.

Pin It on Pinterest

Share This