El CIAT, la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA), y el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (CENAOS- COPECO) de Honduras dieron a conocer a la prensa nacional los alcances que ha tenido la primera fase del proyecto Centroamérica Resiliente (ResCA).

Resultados como la mejora de los pronósticos climáticos locales con la utilización de la herramienta “Climate Predictability Tool (CPT)”, la capacitación a 250 productores de Copán y Choluteca sobre prácticas sostenibles, el diseño de planes municipales de adaptación al cambio climático en las localidades de Santa Rita y Cabaña, son algunos de los esfuerzos que responden al desafío al que se enfrenta Honduras.

“Honduras es uno de los países más vulnerables al cambio climático, y el café, frijol y maíz son los cultivos más sensibles. “En el futuro, entre el 45% y el 86% de los municipios que cosechan café y frijol no tendrán las condiciones ideales para su producción. Ello exige una atención urgente, pues en las regiones rurales del país el 75% de la población depende directamente de la agricultura”, señaló Diego Obando, Coordinador de ResCA para Honduras e investigador del CIAT.

Expertos del CIAT desarrollaron la primera fase del proyecto de febrero de 2017 a julio del 2018 y entre sus alcances se destaca que 10 comunidades de los departamentos de Copan y Choluteca lograron incrementar entre un 17 % y 23%, el rendimiento de frijol a partir de la implementación de estrategias de adaptación al cambio climático.

Tras los logros obtenidos por ResCA se está iniciando una segunda fase del proyecto. Su nueva meta será ampliar la entrega de información de clima y agricultura sostenible con metodologías participativas a otros 340 agricultores en Copán, Choluteca y ahora también en Intibucá. Asimismo, se continuará la mejora en la predicción climática, entre otras acciones sobre servicios agroclimáticos a escala nacional.

Pin It on Pinterest

Share This