“Si este barco se hunde, no habrá más chocolate en Europa”. Para cerrar el Foro Europeo de Cacao que se llevó a cabo del 15 al 16 de septiembre en Dubrovnik, Croacia, la Asociación Europea del Cacao (ECA, por sus siglas en inglés) invitó a los líderes de la industria europea de chocolate a una cena en un crucero. Al salir del puerto, el barco, de repente, quedó más expuesto al mar y algunos de ellos empezaron a temer por el futuro del suministro de chocolate.

De hecho, los fenómenos naturales sí podrían hundir la producción de cacao. Sin embargo, la causa no será el mal tiempo, sino el cambio climático, si el sector no toma medidas. Por lo general, en las conferencias no hay necesidad de explicar la diferencia entre “inusual” o “mal” tiempo y cambio climático. Pero esta vez fue diferente porque se reunieron líderes de la industria, comerciantes, compañías de almacenes, empresas de logística y banqueros. Estaba toda la cadena productiva entre los productores del oeste de África y los consumidores europeos. Estas personas lidian a diario con riesgos para sus negocios. En conversaciones antes del panel de discusión sobre cambio climático y adaptación, me di cuenta de que era necesario explicarles que el cambio climático no es solo un riesgo como cualquier otro.

Durante mi presentación, les expliqué que “mal tiempo es cuando se tiene cierta expectativa sobre el clima, con base en experiencias pasadas, pero por casualidad este se desvía de sus expectativas y causa un impacto negativo en los rendimientos de los cultivos. Ahora estamos en el mes consecutivo No. 17 más caluroso de la historia y vamos en camino hacia el segundo año consecutivo más caluroso hasta ahora registrado. Esto es cambio climático; no es que esté haciendo mal tiempo, son sus expectativas las que están mal. Ustedes no se han adaptado a la nueva realidad. Ya no se están abasteciendo o produciendo en las regiones más óptimas y utilizando los sistemas de producción más convenientes”.

La adaptación puede ser costosa y los medios disponibles son escasos. El proyecto Climate-Smart Value Chains (Cadenas de Valor Sostenibles Adaptadas al Clima) busca abordar este tema, orientando la adaptación de forma eficiente, usando una combinación de herramientas de modelación y evaluación económica de las prácticas sostenibles adaptadas al clima. Las prácticas económicamente eficientes que se puedan usar para la adaptación tendrán incentivos mediante intervenciones en las cadenas productivas existentes, tales como la certificación y mecanismos de incentivos de inversión.

De esta manera, el CIAT espera incorporar prácticas de agricultura sostenible adaptada al clima (ASAC) en las cadenas de suministro de cacao y café, más allá de proyectos modelo, y llegar a todos los pequeños agricultores en los eslabones de menos recursos en la cadena. Dado que el alcance de los incentivos arriba mencionados no cubre a todos los productores, el CIAT busca promover el diálogo con aquellos actores de la cadena productiva que también tienen un interés en la sostenibilidad de sus negocios. Muchos de estos actores invierten considerables recursos en la capacitación de los agricultores de las regiones donde abastecen su materia prima. Sin embargo, cuando la visión es lograr que todo el sector sea sostenible y se adapte al clima, los tomadores de decisiones en la industria del cacao no se pueden dejar a un lado.

La presentación fue bien recibida y generó un intenso debate. Se instó al sector a invertir en el conocimiento. Solo con un conocimiento profundo sobre los requerimientos climáticos de la producción de cacao, podrá la ciencia brindar las recomendaciones necesarias y apremiantes para lograr estrategias de adaptación que puedan contribuir a evitar los efectos adversos del cambio climático.

En contraste, en una intervención posterior, un representante de Cargill compartió su perspectiva sobre el cambio climático. Con base en una evaluación de los impactos del cambio climático en la producción de grano en Estados Unidos, su compañía concluyó que la adaptación del cacao perenne tropical no representa un reto mayor.

Con un largo camino por recorrer, el CIAT continuará promoviendo el diálogo con diversos autores de la cadena productiva del cacao.

El Foro Europeo de Cacao 2016 en las noticias.

El autor de este blog:

Christian Bunn

Christian Bunn

Investigador, Área de Investigación en Análisis de Políticas

Pin It on Pinterest

Share This