Es así, este equipo empezó a hablar de una nueva revolución hace más de seis años, ahora la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras importantes instituciones del sector agrícola mundial confirman que Big Data será el motor de la próxima revolución agrícola.

En busca de asegurar una producción agrícola que contribuya a aportar a la disminución del hambre y la pobreza en el mundo, científicos pertenecientes al equipo Big Data del área de Análisis de Políticas del CIAT (DAPA, por sus siglas en inglés) orientan sus actividades a explorar información contenida en los datos que junto con gremios o entidades de gobierno convierten en información para facilitar la toma de decisiones.

Nos interesa hacer el trabajo bien, entregar resultados y que todos los miembros del equipo estén cómodos en la actividad que desempeñan; es por eso que la comunicación en este equipo se vuelve un factor fundamental porque anualmente tenemos como prioridad realizar publicaciones, documentar y garantizar los impactos de nuestra investigación, así como gestionar recursos”.

Daniel Jiménez

Líder del equipo en CIAT

Daniel señala que el equipo de Big Data está a la vanguardia en la democratización del uso de datos e información para promover una agricultura climáticamente inteligente basada en datos y en el manejo específico por sitio. Las prioridades del equipo están ligadas a proyectos con distintas entidades, gobiernos y a alianzas estratégicas que surgen de necesidades concretas en Latinoamérica, apuntando siempre a la mitigación del hambre y la pobreza y al cierre de brechas productivas.

Aporte a la mitigación del hambre y la pobreza

El principal desarrollo que aporta al cumplimiento de la misión institucional del CIAT es la Agricultura Específica Por Sitio (AEPS), que requiere grandes volúmenes de información.

“Hacemos AEPS con suficientes datos (Big Data) que aportan a la optimización de la producción de los sistemas agrícolas a través de la identificación de factores o combinaciones de estos, que conducen a altas o bajas producciones”.

Hugo Dorado

Estadístico del equipo

Una agricultura climáticamente inteligente asistida por los datos conserva los principios de la agronomía tradicional donde a partir de la observación se modifican factores, pero aprovecha las oportunidades de los más recientes avances tecnológicos para la colecta y almacenamiento de datos, el análisis de grandes set de datos, y divulgación de información procesada para facilitar la toma de decisiones bajo condiciones específicas, contribuyendo a la intensificación productiva y sostenible.

Otro punto importante alineado a la misión del CIAT es el ser socialmente justos y ambientalmente amigables durante la tarea de realizar agricultura climáticamente inteligente con datos desarrollando métodos de bajo costo, software libre y aplicar políticas de datos abiertos democratizando el acceso a información por parte de los actores que la requieran. Así mismo demostrando con análisis de datos que se pueden incrementar las producciones haciendo un uso racional de agroquímicos.

Cierre de brechas productivas basada en zonas edafoclimáticamente similares

Las acciones del equipo Big Data han permitido obtener resultados importantes en el cierre de brechas productivas, como en el caso de cultivos frutales en Colombia donde se logró determinar que, a pesar de estar geográficamente distantes, hay zonas del país que comparten condiciones de suelo y clima similares. Esto permitió identificar prácticas agronómicas exitosas para luego transferirlas a sitios con baja producción.

Lo anterior se dio en el marco de un proyecto desarrollado de manera conjunta con la Asociación Hortifrutícola de Colombia (Asohofrucol), que permitió la creación de una plataforma informática para dicho gremio, adicionalmente se capacitaron dos funcionarios de la asociación. Actualmente más de 4000 agricultores y 80 técnicos se benefician con esta herramienta de uso nacional y regional.

Logros conseguidos a pulso

Uno de los más destacados, debido a que compitieron con iniciativas de talla mundial, fue la obtención del premio Global Pulse Big Data Climate Change de Naciones Unidas en el 2014 por los resultados obtenidos en los cultivos de arroz en Colombia.  Esto fue posible gracias a la alianza con  la  Federación Nacional de Arroceros  (Fedearroz) y a al posicionamiento científico previo de los métodos utilizados.

También se destaca el impacto generado en gremios como Asohofrucol, que ha apropiado temas y metodologías a partir de la relación con el equipo, para beneficio de sus agricultores.

Otro logro importante ha sido captar el interés del Banco Mundial, el Fondo Latinoamericano para Arroz de Riego (FLAR) y de entidades en países como Perú, Nicaragua, Brasil, Uruguay, Argentina, África del este (Uganda y  Kenia), entre otros, lo que seguramente permitirá ampliar el área de influencia de estos temas de investigación en varios lugares del mundo.

Seis años de aprendizajes

El grupo de Big Data es multicultural (hay paisas, bogotanos, caucanos, franceses, ingleses) y multidisciplinario, lo que exige que su trabajo sea muy bien coordinado y respetuoso con los diferentes puntos de vista.

Con seis años de trabajo en el tema en el CIAT, la experiencia le ha demostrado a este equipo que para obtener buenos resultados es necesario planear, documentar procedimientos y mantener actualizados los protocolos pues se trabaja con programación de datos y su interpretación.

“Hay biólogos, agrónomos y estadísticos en el equipo y todos aprendemos y nos adaptamos a los términos. Es necesario perfeccionar el tema del manejo de las tecnologías, ya que en el grupo existe la necesidad de un ingeniero de sistemas, concretamente para el tema de imágenes satelitales”.

Andrés Aguilar

Ingeniero Agrícola del equipo

Un “big” equipo

El equipo Big Data es liderado por Daniel Jiménez quien tiene entre sus funciones garantizar la calidad científica y los impactos, el posicionamiento estratégico y la movilización de recursos.

Sylvain Delerce lidera el equipo de análisis y la interpretación agronómica; Hugo Andrés Dorado es el estadístico con más experiencia del equipo; Víctor Hugo Patiño es un estadístico experto en procesamiento de la información y clima; Andrés Aguilar, en modelación y procesamiento de imágenes satelitales y Luis Armando Muñoz, quien coordina la operación de los proyectos y asegura que los conocimientos, resultados y metodologías sean apropiados por diferentes actores, mediante gestión de conocimiento.

Pin It on Pinterest

Share This