Un estudio realizado por expertos de la Alianza Bioversity International y el CIAT proporciona una guía para comprender los desarrollos actuales, los impactos y las medidas de mitigación relacionadas con la pandemia de COVID-19, con un enfoque en las cadenas de valor de carne y lácteos en Colombia.

Versión en inglés

Para este momento, la mayoría de las personas son conscientes del impacto negativo de la pandemia provocada por el COVID-19 en muchos sectores de la economía, a nivel nacional y mundial, y la industria de carne y lácteos (C&L) no está exenta. Hasta ahora, no ha sido posible medir con precisión la magnitud de estos impactos, tanto negativos como positivos. El documento de trabajo publicado recientemente aborda este desafío de manera integral, evaluando los impactos actuales y potenciales de la crisis en las cadenas de valor de C&L en Colombia.

Uno de los principales hallazgos del estudio es que la crisis actual probablemente causará cambios significativos en nuestros sistemas alimentarios. Esto incluye una mayor respuesta a las nuevas demandas de los consumidores, que estarán cada vez más preocupados por el origen de sus alimentos, su calidad, sostenibilidad y el bienestar de los animales. Esto implica que, una vez que la crisis mengue, se deben realizar más inversiones para mejorar las cadenas de valor, de modo que estén mejor equipadas para responder a las nuevas demandas.

Un ganadero en Patía, Cauca, en la región suroeste de Colombia, donde 200 productores se han beneficiado del trabajo realizado por el equipo de Forrajes Tropicales del CIAT, la Universidad del Cauca y el Gobierno del Cauca. Foto: N. Palmer/CIAT
Un ganadero en Patía, Cauca, en la región suroeste de Colombia, donde 200 productores se han beneficiado del trabajo realizado por el equipo de Forrajes Tropicales del CIAT, la Universidad del Cauca y el Gobierno del Cauca. Foto: N. Palmer/CIAT

No todo son malas noticias

Este estudio se centra no solo en la producción primaria, sino en toda la cadena de valor, incluidos los actores directos e indirectos y, por supuesto, los consumidores. También proporciona conceptos específicos sobre los impactos en cada eslabón de la cadena. También aborda tendencias positivas, algunas de las cuales pueden ayudar a los productores y proveedores de insumos a hacer frente a la crisis, e incluso a fortalecer áreas que ya habían exigido atención antes de la situación actual.

También se abordan en este documento las tendencias en el consumo de carne y lácteos durante y después de la pandemia, sus posibles sustitutos y las oportunidades para avanzar en la inocuidad y sostenibilidad de la producción de ganado bovino. También se examinaron las tendencias en el comportamiento del consumidor, como la forma en que compran estos productos y cómo se orientarán sus preferencias hacia una mejor seguridad alimentaria, trazabilidad, bienestar animal y sostenibilidad. Igualmente, se realizó un análisis sobre las variaciones en los precios tanto a nivel nacional como global.

El comportamiento de la tasa de cambio del dólar, un factor externo pero directamente asociado con la crisis pandémica, se aborda en este documento. Esto se debe en gran medida a su impacto en la balanza comercial de productos bovinos e insumos agrícolas como semillas, vacunas, concentrados, suplementos, maquinaria y otros. El estudio sugiere que podría haber una oportunidad, una vez que la crisis haya terminado, para que el país abra nuevos mercados de exportación para productos de C&L.

Las cadenas de valor del ganado bovino están formadas por muchos eslabones, cuyos impactos fueron revisados en detalle, como el suministro de insumos, mano de obra, acceso al crédito, asistencia técnica y ciclos de vacunación. También se abordaron los demás eslabones, como el transporte y procesamiento de carne y leche en las principales regiones productoras. Por otro lado, los aspectos transversales como la investigación agrícola, las plataformas y la comunicación a diferentes niveles también están sujetos a análisis, y cómo la virtualidad y la digitalización jugarán un papel clave.

 

Avances en inclusión truncados

La actividad ganadera no está exenta de coyunturas en las dinámicas de género, juventud y minorías en el sector rural. Debido a la crisis, los avances hacia una mayor inclusión y la igualdad de género en la ganadería están en peligro. Los temas de género, por ejemplo, son un aspecto estructuralmente frágil, con divisiones laborales históricas basadas principalmente en la identidad de género. La presencia emergente de actores armados en las zonas rurales del país además, pone en riesgo los avances logrados hacia una mayor igualdad de género.

Nube de palabras con los principales aspectos abordados en el documento.

Asimismo, el documento llama la atención sobre la educación rural y subraya la necesidad de promover una mejor conectividad en todo el país. Al parecer, las autoridades están acelerando los planes de conectividad rural y activando alternativas de emergencia para continuar brindando cierto grado de igualdad a la necesidad siempre urgente de un mejor acceso a la educación en las zonas rurales.

La sostenibilidad podría tener mayor atención

Antes de la pandemia, la intensificación sostenible era uno de los debates más importantes en el sector ganadero en el país y en todo el mundo, respondiendo a la necesidad de satisfacer de manera sostenible la creciente demanda de alimentos. La crisis ha afectado la continuidad de estos esfuerzos, pero el estudio afirma que cuando se supere esta pandemia, la sostenibilidad será una prioridad aún mayor, que requiere estrategias de mitigación para evitar más contratiempos.

El documento incluye una matriz resume los principales impactos a corto (durante la crisis), mediano y largo plazo, y propone opciones de mitigación para cada impacto por sector. El estudio concluye que, si bien queda mucho por investigar, la adopción de acciones de mitigación rápidas podría evitar mayores pérdidas, incluso con el riesgo emergente de amenazas cada vez mayores, como los desafíos planteados por el cambio climático.

Si bien este estudio se centra en Colombia por el uso de fuentes locales, los resultados, impactos y posibles estrategias de mitigación son relevantes para otros países con prácticas similares y su estado actual del sector ganadero; y, lo que es más importante, las estrategias de mitigación que podrían aplicarse.

Descargue el estudio completo: COVID-19 y el sector ganadero bovino en Colombia: Desarrollos actuales y potenciales, impactos y opciones de mitigación hdl.handle.net/10568/108370. Disponible también en inglés: hdl.handle.net/10568/108354

Este trabajo se realizó como parte de los Programas de Investigación del CGIAR (CRP) sobre Ganadería, así como el CRP sobre el Cambio Climático, la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (CCAFS), que se lleva a cabo con el apoyo de los donantes del Fondo del CGIAR y mediante acuerdos bilaterales de financiación. Las opiniones expresadas en este documento no pueden ser tomadas como opiniones oficiales de estas organizaciones.
Los autores agradecen el financiamiento de Biotechnology and Biological Sciences Research Council project Advancing sustainable forage-based livestock production systems in Colombia – CoForLife (BB/S01893X/1) y el apoyo de UK Research & Innovation (UKRI) Global Challenge Research Fund (GCRF) GROW Colombia a través de Consejo de Investigaciones en Biotecnología y Ciencias Biológicas (BB/P028098/1).

Pin It on Pinterest

Share This