Imagen: producción de café robusta en el altiplano central de Vietnam. Foto: Laurent Bossolasco

Con una reputación generalizada de estar mejor preparado para el cambio climático que el café Arábica, un nuevo estudio del sureste de Asia demuestra que la producción del café Robusta disminuye 14 % con cada grado centígrado por encima de un rango de temperatura más bajo del que alguna vez se consideró óptimo.

Ni los árboles más robustos pueden contra el cambio climático. Un nuevo estudio de la planta que produce el café Robusta sugiere que su tolerancia al calor ha sido considerablemente sobrestimada. Peor aún, cuando las temperaturas sobrepasan ligeramente este punto, los rendimientos se vienen abajo. Los hallazgos sugieren que la industria multimillonaria del café podría estar enfrentándose a un futuro más duro en un planeta incluso ligeramente más caluroso.

El estudio, publicado en Global Change Biology, se basó en 10 años de observaciones de los rendimientos en casi 800 fincas en todo el sureste de Asia. El análisis sugiere que el rango óptimo de temperatura para el café Robusta es 20,5 grados Celsius, lo cual es notablemente inferior a las temperaturas que actualmente se consideran óptimas. Por cada 1 grado por encima de este nuevo rango óptimo, los rendimientos disminuyen 14 %.

“Estos hallazgos proporcionan información base de referencia para caficultores, inversionistas del sector privado y gobiernos para que adapten sus planes de producción de café a escenarios con cambio climático”, dijo Alessandro Craparo, coautor de parte de la Alianza.

“Hace tiempo que los cambios en la precipitación representan una preocupación”, dijo el coautor Laurent Bossolasco de ECOM. “Ahora queda claro que necesitamos hacer un análisis más profundo de las variaciones de la temperatura en la región productora de Robusta”.

Nuestros resultados sugieren que el café Robusta es mucho más sensible a la temperatura de lo que se pensaba, comentaron los autores. Su potencial productivo se podrían reducir considerablemente en la medida en que las temperaturas aumenten a causa del cambio climático, poniendo en peligro a la industria multimillonaria del café y los medios de vida de millones de caficultores.

Científicos de la Alianza de Bioversity International y CIAT y la Universidad del Sur de Queensland (USQ) y ECOM Agroindustrial, una compañía distribuidora de mercancías y gestión sostenible de la cadena productiva, llevaron a cabo una investigación en fincas en Vietnam e Indonesia, la cuales proveen cerca de la mitad del grano de café Robusta del mundo.

Los hallazgos del estudio contrastan con nuestras estimaciones actuales, basadas en exploraciones botánicas históricas en África Central, que sugerían que el café Robusta contaba con mayor tolerancia a la temperatura.

“Esto nos debería hacer reevaluar la viabilidad de algunas de nuestras opciones actuales, como cambiar de café Arábica a Robusta en la medida en que el clima se caliente para adaptar la producción al cambio climático”, comentó Jarrod Kath, de USQ, autor principal del estudio.

El café Arábica, preferido por los conocedores de café por su sabor exquisito, es incluso más sensible a los cambios de temperatura. Los caficultores que se encuentran a menores altitudes en el trópico han estado sustituyendo sus árboles de Arábica por Robusta, en tanto productores de café Arábica han estado buscando mayores altitudes y menores temperaturas para mantener su producción.

“Estos hallazgos proporcionan información base de referencia para caficultores, inversionistas del sector privado y gobiernos para que adapten sus planes de producción de café a escenarios con cambio climático”, dijo Alessandro Craparo, coautor de parte de la Alianza.

“Hace tiempo que los cambios en la precipitación representan una preocupación”, dijo el coautor Laurent Bossolasco de ECOM. “Ahora queda claro que necesitamos hacer un análisis más profundo de las variaciones de la temperatura en la región productora de Robusta”.

El café gourmet crece en el Valle del Cauca en Colombia. El cambio climático ha sido durante mucho tiempo una preocupación de la industria del café. Crédito: CIAT/N. P

La investigación añade una nueva dimensión sobre la manera en que los investigadores y la industria perciben al café, dijo Kath.

Resalta la importancia de probar supuestos sobre la sensibilidad de la producción agrícola a la variabilidad climática con grandes conjuntos de datos basados en campo.

“La teoría solo es buena si lo son los datos utilizados para probarla”, dijo Craparo.

Pin It on Pinterest

Share This