Los beneficiarios finales son los pequeños productores de cacao y sus familias, con un enfoque en reducir su vulnerabilidad al impacto de la nueva regulación de seguridad alimentaria y el cambio climático. (Foto: ©2017 CIAT/NeilPalmer)

La región de América Latina y el Caribe (ALC) es el principal productor de cacao fino de aroma del mundo. El aporte de ALC a la producción mundial de cacao, actualmente 17 %, prácticamente se ha duplicado durante la última década, aprovechando el crecimiento de la demanda mundial y regional de cacao por parte de los consumidores. Quienes compran cacao se abastecen de ALC para diversificar y asegurar su suministro, previendo la creciente demanda de cacao fino de aroma en el mercado mundial y anticipando los impactos negativos del cambio climático, entre otros factores, en África occidental, donde actualmente se produce la mayor parte del cacao convencional.

El cacao lo producen principalmente pequeños agricultores de escasos recursos (1-5 ha), de manera que su cultivo puede desempeñar una función importante en el desarrollo rural. Los gobiernos nacionales de Colombia, Ecuador y Perú, con apoyo de la cooperación internacional para el desarrollo, promueven activamente el cacao como estrategia para reducir la pobreza y el conflicto relacionado con las drogas.

Sin embargo, una transformación sostenible del sector cacaotero en los países andinos, que además reduce la pobreza rural y el conflicto de manera eficaz, requiere que se superen desafíos críticos: baja productividad, cambio climático y altos niveles de cadmio en los granos de cacao.

El impacto de la nueva regulación de inocuidad para cadmio en cacao

La nueva normativa de seguridad de la Unión Europea (UE) que limita estrictamente la cantidad de cadmio permitido en el cacao entró en vigencia en enero de 2019. Según esta regulación, diferentes concentraciones máximas de cadmio aplican para diferentes productos de cacao y chocolate. Frecuentemente los niveles de cadmio en cacao de los países andinos exceden concentraciones de cadmio que los compradores consideran aceptables, aunque existe variación considerable dentro de los países.

En general, la nueva normativa de la UE tiene un fuerte impacto sobre las cadenas de valor del cacao de los países, con efectos preocupantes en el ámbito económico y social de productores de bajos ingresos, especialmente en zonas rurales afectados por la producción de cultivos ilícitos.

Con el fin de brindar información para estrategias de producción y políticas públicas, es fundamental comprender bien la variación espacial, fuentes y biodisponibilidad del cadmio en los sistemas de producción de cacao. A la fecha, dicha información es de carácter disperso y de difícil acceso. Aunque cada vez hay más esfuerzos por recopilar datos georreferenciados de cadmio en el suelo y granos de cacao, hace falta información que se pueda usar para enfocar estrategias de mitigación de dichos riesgos y evitar expansión de nuevas áreas de cacao en sitios de alto riesgo de cadmio.

Asimismo, existe una demanda urgente de soluciones fiables y económicas para reducir el contenido de cadmio en los granos a través de cambios en los sistemas productivos, tales como el uso de cultivares o patrones con baja acumulación de cadmio o enmiendas de suelo que reduzcan la biodisponibilidad y absorción de cadmio.

El cadmio, un metal pesado de traza, se encuentra de forma natural en los suelos y en el ecosistema y es de especial preocupación para las zonas cacaoteras de Colombia, Ecuador y Perú. Los árboles de cacao absorben el cadmio a través de sus raíces, y cantidades de trazas logran llegar a los tejidos de los árboles y a los granos de cacao. (Foto: ©2017CIAT/NeilPalmer)

El cambio climático, la otra amenaza para el cacao

El cambio climático ya está afectando negativamente a la producción de cacao y la estabilidad de dicha producción, debido a periodos más prolongados y más intensos de sequía, una mayor y más prolongada incidencia de plagas y enfermedades y precipitaciones más irregulares, aunque con una fuerte variación geográfica.

En las próximas décadas, las fincas de cacao de África occidental estarán enfrentando serios riesgos por el cambio climático. Ello puede representar oportunidades para productores cacaoteros bien preparados de Suramérica, siempre que se logre efectuar una transformación hacia estrategias de producción de cacao sostenibles y adaptadas al clima. Por el contrario, la promoción indiscriminada de la producción de cacao y paquetes tecnológicos sin tomar en cuenta los riesgos climáticos actuales y futuros para el cultivo y que no consideren la necesidad de medidas adecuadas de adaptación climática pueden exacerbar la vulnerabilidad de los agricultores

Las políticas y prácticas relacionadas con el clima pueden comprender la diversificación de la producción, por ejemplo, mediante sistemas agroforestales bien adaptados, genotipos de cacao sostenibles y adaptados al clima o mejoras en el manejo del suelo. Las relaciones entre mitigación del cadmio (a través de nuevas variedades, enmiendas del suelo o manejo de los árboles de sombra), productividad y resiliencia climática de fincas cacaoteras y medios de sustento se encuentra aún sin explorar y es necesario abordarlas para desarrollar estrategias de mitigación que sean relevantes para la región.

Clima-LoCa: cuando la ciencia se une con la práctica

Clima-LoCa es un nuevo proyecto de investigación de carácter multidisciplinario y transdisciplinario financiado por la iniciativa “Innovación Inteligente para el Desarrollo a través de la Investigación en Agricultura” (DeSIRA) de la Comisión Europea y liderado por la Alianza de Bioversity International y el CIAT.

El proyecto Clima-LoCa se enfoca en la mitigación de los impactos de la nueva normativa de seguridad sobre cadmio, y al mismo tiempo presta la atención debida a las implicaciones para la productividad, resiliencia climática e inclusión de pequeños agricultores cacaoteros de Colombia, Ecuador y Perú.

El desarrollo conjunto de tecnologías o estrategias de ampliación de escala que permitan que los actores del sector público y privado de la cadena de cacao se adapten a los nuevos desafíos requiere el refuerzo de sus capacidades para innovar. Dicha innovación puede ser técnica, por ejemplo, enmiendas de suelo o variedades; institucional con estrategias pos-cosecha, como mezclas, e institucional a través de nuevas normativas que rijan el proceso en la cadena de valor y nuevas políticas.

 

“Para trabajar en soluciones a esta problemática del cacao es muy importante conectar la ciencia con la práctica, los diferentes actores de la cadena y los gobiernos. Así podremos diseñar soluciones conjuntamente y que quepan en la realidad de los productores, quienes son los que las van a implementar”

Mirjam Pulleman

CIentífica de la Alianza de Bioversity y el CIAT, y una de las líderes del proyecto Clima-LoCa.

Por último, existe una gran necesidad de intercambio de conocimientos, integración interdisciplinaria y movilización de los resultados de la investigación para mejorar la eficacia e impacto de las inversiones en ciencia y tecnología. Dado que los países objetivo comparten desafíos y contextos agroecológicos similares, pero cuentan con diferentes instituciones, hay mucho que ganar de una mejor coordinación regional de la investigación, intercambio de datos y enfoques de investigación comparativa.

Plan de acción de Clima-Loca

El proyecto parte de la premisa de que las innovaciones agrícolas requieren de la participación de diversos usuarios finales para desarrollar en conjunto prácticas y sistemas productivos aplicables a un contexto determinado, basándose en ciencia interdisciplinaria sólida y creando a la vez un entorno favorable para su adopción y ampliación de escala. Las actividades que se implementarán en las áreas cacaoteras seleccionadas en los tres países generarán los siguientes paquetes de trabajo:

El proyecto Clima-LoCa es financiado por la iniciativa “Innovación Inteligente para el Desarrollo a través de la Investigación en Agricultura” (DeSIRA) de la Comisión Europea, liderado por la Alianza de Bioversity International y el CIAT:

Con la colaboración de:

Artículos relacionados:

https://blog.ciat.cgiar.org/es/herramienta-en-linea-desarrollada-por-el-ciat-ayuda-a-productores-y-compradores-a-interpretar-la-regulacion-de-la-union-europea-sobre-cadmio-en-productos-de-cacao/

https://blog.ciat.cgiar.org/es/peru-ecuador-y-colombia-se-movilizan-para-enfrentar-el-problema-de-cadmio-en-cacao/

https://www.worldcocoafoundation.org/blog/cadmium-continued-supporting-farmers-and-chocolate-companies-on-the-implementation-of-the-eu-regulation/

https://medium.com/@christian.bunn/the-economic-case-for-climate-action-in-cocoa-production-be2e371285c5

https://www.worldcocoafoundation.org/blog/california-proposition-65-what-will-change-for-us-chocolate-lovers-and-cocoa-farmers-in-latin-america/

La Alianza de Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) brinda soluciones científicas que aprovechan la biodiversidad agrícola y transforman los sistemas alimentarios de manera sostenible para mejorar la vida de las personas. Las soluciones de la Alianza abordan las crisis mundiales de malnutrición, cambio climático, pérdida de la biodiversidad y degradación ambiental. La Alianza es parte de CGIAR, un consorcio mundial de investigación para un futuro sin hambre.

Clima-LoCa es una de las iniciativas con la que la Alianza de Bioversity International y el CIAT entra en acción. El cacao ya era de interés para ambos centros y venían avanzando en diversos trabajos de investigación. Con Clima-LoCa se unieron y complementaron experiencias no solo de Bioversity International y el CIAT, sino también de socios locales para un desarrollo exitoso de este proyecto regional.

Pin It on Pinterest

Share This