Colombia ha establecido objetivos ambiciosos para mitigar el cambio climático y lograr su estabilidad. Un enfoque prometedor para ayudar a lograrlos simultáneamente es diseñar y promover sistemas sostenibles de uso del suelo que incorporen los puntos de vista de todos los actores que participan en las cadenas de valor.

En esta entrevista, el Dr. Augusto Castro-Nuñez, experto en políticas y financiamiento climático del equipo de Sistemas Alimentarios Sostenibles del Área de Investigación en Análisis de Políticas del CIAT, quien coordina el proyecto “Implementando sistemas productivos sostenibles agrícolas y pecuarios para simultáneamente alcanzar conservación de los bosques para la mitigación del cambio climático (REDD+) y la construcción de la paz en Colombia” (proyecto SLUS), nos cuenta cómo un sistema sostenible de uso del suelo puede contribuir a los objetivos de mitigación del cambio climático y de construcción de paz en Colombia y cómo diseñar dichos sistemas.

 ¿Qué es un sistema sostenible de uso del suelo?

 Un sistema sostenible de uso del suelo puede tomar diferentes formas según el contexto y la ubicación donde será implementado. En general, debe satisfacer las expectativas de los medios de vida de la población y mantener la integridad ambiental.

En el contexto del Proyecto SLUS, los sistemas sostenibles de uso del suelo son sistemas de producción agrícolas y ganaderos que al cumplir con los pilares de la sostenibilidad — ambiental, social y económico — contribuyen a lograr no solo los objetivos ambientales de Colombia, como reducir la deforestación, restaurar paisajes y mitigar el cambio climático, sino también otros objetivos como construir paz y mejorar los medios de vida de las poblaciones rurales, especialmente aquellas que habitan zonas afectadas por el conflicto.

Los sistemas sostenibles de uso del suelo que diseñará y promoverá el Proyecto SLUS combinan dos perspectivas que aún no han sido totalmente integradas. Una de esas perspectivas es la que adopta enfoques territoriales en busca de la adopción de usos sostenibles del suelo. Este enfoque predominantemente se centra en las decisiones de uso del suelo que se toman a escala local. La otra perspectiva busca impactos similares, pero adoptando enfoques de Mercado, que recientemente vienen evolucionando hacia enfoques de Sistemas Alimentarios Sostenibles. Este enfoque considera las dinámicas a lo largo de la cadena de valor y las decisiones que toman los consumidores. Las dietas y el incremento en el consumo de alimentos -por ejemplo- tienen un impacto definitivo sobre el uso de la tierra.

Para garantizar su efectividad, un sistema sostenible de uso del suelo debe ajustarse a un contexto específico. Eso significa que su diseño debe basarse en una comprensión profunda de las condiciones existentes, los arreglos institucionales existentes y las visiones de los actores de las cadenas de valor agropecuarias. Fomentar la adopción de sistemas sostenibles de uso del suelo también requerirá estrategias de mejora, que incorporen incentivos y servicios financieros y no financieros, dentro de las cadenas de valor.

¿Cómo sería un sistema de uso sostenible del suelo que contribuya a la mitigación del cambio climático y la construcción de la paz?

En los municipios que emergen del conflicto en Colombia, como por ejemplo los localizados en el departamento de Caquetá, hay muchas zonas en donde predominan los pastos para el ganado. Un sistema sostenible de uso del suelo podría ser un sistema de producción ganadera que incluya árboles en los potreros para aumentar el almacenamiento de carbono y que sus productos tengan un buen acceso a mercados para asegurar ingresos de sus actividades económicas.

¿Por qué son importantes los sistemas sostenibles de uso del suelo para lograr la conservación de los bosques y la construcción de la paz en Colombia?

Es importante porque la amplia adopción de estos sistemas puede ayudar a lograr los objetivos del gobierno en términos de mitigación del cambio climático, restauración de áreas degradadas y construcción de la paz.

La promoción de sistemas sostenibles de uso del suelo no es un tema nuevo. Se ha realizado en Colombia y en otras partes del mundo, y tenemos buenos ejemplos de cómo podría funcionar. Sin embargo, estos ejemplos no necesariamente alcanzan la escala necesaria para contribuir a mitigar el cambio climático o construir la paz. Entonces la pregunta es, ¿cómo podemos llegar a la escala que necesitamos?  El proyecto que tenemos con la Iniciativa Climática Internacional del Gobierno de Alemania y varios socios internacionales y locales apunta a abordar este tema. Buscamos desarrollar estrategias y un modelos de negocio que incorporen los puntos de vista de todos los actores participando en la cadena de valor y medir la contribución de estos sistemas a la mitigación del cambio climático y la consolidación de la paz.

¿Esta medición es algo que no se ha hecho antes?

Se han implementado esfuerzos sin embargo aún no es un tema resuelto. Por ejemplo, se han realizado estudios que estiman las emisiones asociadas con la producción de cacao en sistemas agroforestales, que generalmente pueden ser considerados como sistemas sostenibles de uso del suelo, pero no necesariamente miden sus beneficios a la construcción de paz, o viceversa. Además, no tenemos una idea clara de por qué estos sistemas de uso del suelo no se están siendo adoptados a la escala requerida.

Podría ser porque estos se desarrollaron utilizando diferentes puntos de vista de algunos actores de la cadena de valor, pero sin tener en cuenta la visión conjunta de todos los actores participando en la cadena de valor. Por ejemplo, algunas partes interesadas pueden creer que los datos que están recopilando para medir las contribuciones de los sistemas son relevantes y prueba suficiente para medir la sostenibilidad. Pero tal vez para alguien más en la cadena de valor, digamos un inversionista, la medición usada no es un buen indicador de la sostenibilidad que busca este grupo de actores.

¿Cómo podemos desarrollar y escalar la implementación de sistemas sostenibles de uso del suelo que contribuyen a la mitigación del cambio climático y la construcción de la paz en Colombia?

El proyecto SLUS integra cuatro componentes.  El primero es identificar sinergias e integrar políticas y enfoques para reducir el conflicto y la deforestación y/o lograr la restauración de paisajes degradados. Tenemos que integrarlos porque de lo contrario, podríamos estar promoviendo sistemas sostenibles de uso del suelo similares, pero con diferentes objetivos y luego, tal vez en lugar de maximizar sinergias, generamos resultados no deseados con respecto a alguno de los pilares de la sostenibilidad.

El segundo componente es identificar las barreras para la adopción de sistemas sostenibles de uso del suelo a nivel de finca. Si identificamos esas barreras, entonces podemos hacer los ajustes necesarios en el sistema para superar esas barreras. Aquí también debemos medir las contribuciones del sistema a la mitigación del cambio climático y a la construcción de la paz.

El tercero es identificar las barreras a nivel de la cadena de valor. Luego debemos desarrollar las estrategias e identificar la motivación de los actores que participan en las cadenas de valor para superar dichas barreras.

Y cuarto, necesitamos inversiones. Por lo tanto, debemos desarrollar modelos de negocios que sean compatibles con estos sistemas sostenibles de uso del suelo y ayudar a superar las barreras identificadas a nivel de finca y de cadena de valor.

Información adicional:

El proyecto “ Implementando sistemas productivos sostenibles agrícolas y pecuarios para simultáneamente alcanzar conservación de los bosques para la mitigación del cambio climático (REDD+) y la construcción de la paz en Colombiabusca contribuir a la reducción de emisiones relacionadas con el sector usos del suelo, la conservación de bosques, la restauración de paisajes degradados, y la mejora de los medios de vida rural, mientras se estimula la construcción de paz en Colombia rural. El proyecto forma parte de la Iniciativa Climática Internacional (IKI). El Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) apoya esta iniciativa sobre la base de una decisión adoptada por el Parlamento alemán. El proyecto SLUS es implementado por el CIAT, junto con el Centro de Investigación sobre Agricultura Sostenible (CIPAV), el Centro Leibniz para la Investigación del Paisaje Agrícola y el Instituto Thünen.

Pin It on Pinterest

Share This