Mediante prácticas de ahorro en costos para la producción de café, arroz, maíz y ganado, Vietnam puede incrementar sus compromisos con el Acuerdo de París, afirma un estudio que resalta el potencial de la acción frente al clima para la agricultura en el sureste asiático

https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fsufs.2019.00014/full

Con miras al 2020, en tanto que las naciones evalúan sus acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero bajo el Acuerdo de París de 2015, muchos buscan formas de incrementar sus contribuciones determinadas a nivel de país, o NDC, a la reducción de emisiones globales. Vietnam es uno de los países afortunados de contar con un paquete de opciones sin explorar que, si se emprende, le pueden ahorrar al país un estimado de US$2.300 millones hasta el 2030, disminuir sustancialmente las emisiones, aumentar la productividad agrícola y beneficiar los ecosistemas costeros y forestales.

Estas acciones incluyen agroforestería en las plantaciones de café, irrigar intermitentemente los arrozales en lugar de mantenerlos inundados de forma permanente y proporcionar alimento mejorado al ganado. El estudio, que examina 41 medidas para reducir las emisiones en el sector de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra (AFOLU, por sus siglas en inglés) en Vietnam, fue publicado en abril en Frontiers in Sustainable Food Systems por investigadores del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI) y el Instituto de Políticas y Estrategia para la Agricultura y el Desarrollo Rural (IPSARD) en Vietnam.

“El estudio resalta la importancia del sector AFOLU para lograr las metas del Acuerdo de París, especialmente en los países en desarrollo”, dijo Daniel Escobar Carbonari, autor principal e investigador para el Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) en el CIAT. “De hecho, muestra que las acciones para la reducción de emisiones en países como Vietnam son rentables, buenas para el medio ambiente y pueden potencialmente incrementar los ingresos de los agricultores”.

Los investigadores encontraron que 14 medidas de mitigación en AFOLU tienen un “costo marginal negativo”, es decir, cuestan menos que las prácticas que se usan tradicionalmente, dado que generalmente incrementan la productividad o reducen los insumos, como en las plantaciones de café que incluyen árboles como aguacate o en los arrozales que usan menos agua. Otras medidas, que incluyen la restauración y protección de bosques lluviosos y manglares, tienen un mayor potencial de mitigación, pero también tienen mayores costos marginales. Estos costos, sin embargo, pueden ser compensados por los servicios que proveen estos ricos ecosistemas, aseguraron los investigadores.

Si se implementaran las 41 medidas de mitigación en AFOLU, eliminarían hasta un 51% de las emisiones proyectadas de Vietnam en 2030, cuando el país tendría una población de más de 100 millones de personas.

“Esto muestra que cambios factibles en el uso de la tierra y la agricultura tienen un potencial tremendo para que Vietnam mitigue sus emisiones de gases de efecto invernadero”, afirmó Godefroy Grosjean, quien lidera el Eje de Políticas Climáticas del CIAT en Asia y coautor del estudio. “Si se acopla con una estrategia nacional para reducir emisiones de la energía y el transporte – y con apoyo internacional – la mitigación basada en AFOLU podría tener un rol clave en lograr metas ambiciosas de las contribuciones determinadas a nivel nacional”.

“Este estudio puede ser replicado en otros países del sureste asiático para guiar las metas de sus NDC”, agregó.

Metas más ambiciosas

A nivel global, al sector AFOLU se le atribuye casi el 25% de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero, pero su importancia en los NDC a menudo es opacada por el uso de combustibles fósiles, al que se le atribuye la vasta mayoría de las emisiones. Bajo las proyecciones más optimistas (pero factibles) elaboradas por el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), el sector AFOLU tiene el potencial de “emisiones negativas”, es decir, podría absorber más gases de efecto invernadero de los que emite en un ciclo anual.

Los investigadores comentaron que más investigación y mejores datos sobre los verdaderos costos de algunas medidas en AFOLU ayudarían a Vietnam a refinar sus NDC, que según sugieren pueden ser más ambiciosas a la luz del potencial que tienen las medidas para cumplir las metas del Acuerdo de París. Los cambios en la gestión forestal tienen un potencial de mitigación especialmente alto, y mejores datos sobre su mitigación potencial proporcionarían mejor planeación y proyecciones de escenarios. Esfuerzos más “costosos” como la protección y restauración de manglares resultarían en últimas menos costosos, si sus contribuciones positivas – incluidas la protección contra marejadas ciclónicas, prevención de erosión y provisión de criaderos de peces – se entendieran mejor en términos económicos.

“Sin embargo, existen barreras importantes y se requiere mayor información para mejorar las políticas de cambio climático en los países del sureste de Asia”, dijo Escobar, quien es también un investigador en la Universidad de Estocolmo y la Fundación Ecotonos de Colombia.

“Muchas de las medidas en agricultura que examinamos, en especial en arroz, tienen un potencial de mitigación sustancial y son bastante costo efectivas”, comentó Bjoern Ole Sander, representante nacional para Vietnam en el Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI) y coautor del estudio. “Este estudio claramente demuestra que la agricultura y el desarrollo bajo en emisiones pueden ir de la mano. Es importante, hoy por hoy, desarrollar estrategias de implementación en conjunto con nuestros socios vietnamitas”.

Escalar las prácticas de mitigación será un reto dado el tamaño de ciertos subsectores agrícolas. Vietnam es el segundo mayor productor de café y el quinto de arroz, por volumen, a nivel mundial. El cambio climático y la creciente demanda nacional de productos alimenticios y animales puede generar una presión agrícola adicional en los paisajes naturales.

“El proceso de revisión de los NDC es crucial para alcanzar las metas fijadas bajo el Acuerdo de París”, aseguró Grosjean. “Este estudio resalta la importancia de refinar constantemente los datos en relación con las opciones de mitigación consideradas en los NDC, especialmente para los sectores AFOLU de los países en desarrollo, en donde la escasez de datos es más pronunciada”.

Financiadores y colaboradores

Este trabajo fue implementado como parte del Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) y llevado a cabo con el apoyo del Fondo de CGIAR y a través de convenios bilaterales de financiación. Para mayor información, favor visitar: https://ccafs.cgiar.org/donors.

Esta labor también ha recibido el generoso apoyo de USAID, el Centro para la Migración y el Desarrollo Internacional (CIM) de la Cooperación Alemana de Desarrollo y la Coalición Clima y Aire Limpio (CCAC).

Pin It on Pinterest

Share This